Mariano Caporale, Bangladesh, Israel, Los Andes, ACTSports, Rayados de Monterrey, Atlético Bucaramanga
El gol de Mariano en la final. Fuente: Mariano Caporale

Las lesiones que sufrió, sus estudios y algunas cuestiones del fútbol que no le terminaban de cerrar, hicieron que a los 29 años cuelgue los botines. Pero, al instante, comenzó su carrera como abogado deportivo. Hoy, Mariano Caporale tiene una empresa dedicada a la representación de jugadores llamada ACTSports. Durante su carrera, jugó en México, Argentina, Colombia, Israel y Bangladesh, pero donde más lo recuerdan es en Bucaramanga. 

Sus inicios y la llegada a México

Comencé en las inferiores de Argentinos Juniors y llegué hasta reserva. Estando en libertad de acción, entrenaba con jugadores de más renombre como Leonel “Pipa” Gancedo, ex-River Plate y Osasuna de España”, le contó Mariano a quién escribe en una entrevista previa. Luego de eso, al “Pipa” le consultaron sobre un defensor central con características similares a las suya. De esa forma fue como llegó a Rayados de Monterrey en el año 2006, pero una lesión en el pubis le complicó la continuidad.

Mejoré levemente y en ese ínterin, llamé la atención del “Piojo” Herrera, que en ese momento era el entrenador del primer equipo de Rayados. Yo jugaba en la Primera A, lo que era la segunda división del fútbol mexicano y entrené en algunas ocasiones con el primer plantel y bajaba a jugar en la Primera A”, expresó Caporale. Luego de eso, la lesión y no poder encontrar el tratamiento adecuado durante los siguientes seis meses, estuvo sin jugar.

Mariano Caporale y su viaje a Bangladesh

“Conocí a un osteópata que me dijo cuál era el problema y en 15 días estaba entrenando. Cuando vuelvo a entrenar para ponerme en forma, me fracturé el quinto metatarsiano en un partido en enero. Me operé y cuando me dan el alta, ya estaba cerrado el libro de pases en Argentina“, recordó el ex-zaguero central. Lesión tras lesión, pero la perseverancia y las ganas de triunfar que tenía, le hicieron seguir con los brazos en alto y seguir luchando por la continuidad de su carrera. Se le abrió una puerta en Bangladesh y allí fue. 

Mariano Caporale, Bangladesh, Israel, Los Andes, ACTSports, Rayados de Monterrey, Atlético Bucaramanga
Caporale en Israel. Fuente: Mariano Caporale

“La oportunidad de Bangladesh me llega por medio de un técnico que me conocía y que me recomendó a un entrenador argentino que había dirigido a la Selección de Bangladesh”, así fue cómo llegó al Chittagong Abahani donde salió campeón de la liga. Sin embargo, no todo era color de rosa para Mariano Caporale en Asia. “Ni bien terminó el torneo, desesperado ya, me volví a Argentina, ya que no quería seguir de ninguna manera porque la vida era muy difícil en todo sentido: la comida, el lugar donde uno vivía, las tradiciones”, expresó.

Atlético Bucaramanga, el club donde más lo recuerdan

“Me fue muy bien en lo deportivo, ganamos el segundo torneo de la fase regular y perdimos, increíblemente, la final definitiva por el ascenso. A pesar de eso, la verdad que me fue bien y me gané el cariño de los hinchas”, contó Mariano sobre su estadía en Colombia. No obstante, cinco meses después tras no llegar a un acuerdo con el contrato, quiso regresar al fútbol argentino, pero finalmente se quedó. “Tengo amigos, sigo trabajando con el fútbol de Colombia y le tengo un cariño al club y al país donde me trataron de maravilla”, sentenció.

Antes de pasar a su retiro, Mariano jugó en Israel. “El país es impresionante, se vive demasiado bien y jugué al fútbol allí durante un año y medio con la esperanza de algún día volver en algún momento”, contó el abogado en derecho deportivo y agente de la empresa ACTSports. Mencionó que fue con miedo, pero que todo lo del país le sorprendió para bien. El club a donde jugó por un año y medio fue el Maccabi Netanya de la Primera División. 

Mariano Caporale, Bangladesh, Israel, Los Andes, ACTSports, Rayados de Monterrey, Atlético Bucaramanga
Fuente: Los Andes

El retiro temprano de Mariano Caporale

Raúl Cascini y el “Chelo” Delgado lo fueron a buscar para que jugué en Los Andes. El defensa aceptó, pero al poco tiempo decidió colgar los botines a sus 29 años. “Me retiro joven porque ya estaba cansado de mucho manejo del fútbol y ya me recibía de abogado en la UBA (Universidad de Buenos Aires). Tenía que hacer las prácticas profesionales y no me lo permitían los horarios de los entrenamientos y de los partidos. Me retiré y a los seis meses ya era abogado”, sentenció Mariano Caporale.