Maradona
Fuente: Infobae

En el día de ayer se confirmó la muerte de Diego Armando Maradona quien a sus 60 años falleció producto de un fallo cardío-respiratorio. El ex-futbolista ya venía mal de salud desde hace unos meses y este 25/11 quedará en la retina de todos porque fue el día en que el astro argentino dejó de existir en cuerpo, porque en alma y memoria de todos los fanáticos del fútbol seguirá impregnado para siempre. 

El ‘Pelusa’ siempre fue un personaje polémico, para bien y para mal, con sus declaraciones y por supuesto con sus acciones. Controversial, querido, odiado y amado, todo esto suponía la figura del “10” argentino. Pasaba de ser aclamado a golpeado en cuestión de segundos, del amor al odio en un solo paso.

Diego Armando Maradona, humano e inmortal al mismo tiempo

Diego Maradona, a 34 años de sus míticos goles a Inglaterra: “Más no le  puedo pedir a la vida” - Infobae
Fuente: Infobae

Su figura quedó inmortalizada en el fútbol mundial por su gol desde la mitad de cancha ante los ingleses, su tanto con la mano y muchos otros más; sus insultos a la parcialidad italiana tras silbarle el himno argentino y aquel famoso doping en EEUU 94′. Todo esto fue Diego Armando Maradona dentro de la cancha y mucho más. Una figura no solo a nivel individual, sino un líder anímico no solo por su carácter de crack, sino también por lo que generaba en los demás. Lo dijo Insigne en el día de ayer: “Cuando hablaba contigo me temblaban las piernas”, D10S generaba eso en sus fanáticos.

Fuera del terreno de juego le pasaron cosas que todos sabemos y que en esta nota no van al caso ya que nosotros hablamos de fútbol, no de la vida privada de las personas. Pero eso también era parte de él, sin embargo, en el último tiempo el “10” era otra persona. Siempre se mostró muy humano, en lo bueno y en lo malo, era uno más de nosotros. Sus frases categóricas como “La Pelota no se Mancha” fue de los gestos más humanos que se vieron de él. Como no va a ser humano el embajador de la Argentina en el mundo, a donde iba sabían que Diego era argentino, repito, en lo bueno y en lo malo. Hasta el mismo pueblo (gran parte) se identificaba con él en ese aspecto.

La fiesta de Independiente para recibir a Diego Maradona: Bochini, un sillón  y la copa del mundo - Clarín
Fuente: Clarín

Su última motivación deportiva fue tomar a un Gimnasia y Esgrima de La Plata que estaba prácticamente descendido; el ‘Efecto Diego’ y la pandemia salvaron al ‘Lobo’. En cada cancha del fútbol argentino fue homenajeado y recibido como un inmortal.

Ayer murió el Diego Armando Maradona humano, ese que ya no era el mismo, pero su leyenda, la del inmortal, quedará para siempre.