City Football Group

Desde 1970 el fútbol se convirtió en una actividad realmente lucrativa a nivel mundial. Y es que para esos años, el balompié profesional comenzó a expandirse hasta los últimos rincones del globo terráqueo, gracias a las nuevas tecnologías de la televisión, el apogeo del capitalismo como modelo económico y político y la maravillosa presencia sobre el campo de algunos jugadores como Pelé, Franz Beckenbauer y los que cada uno recuerde o tenga presente. Precisamente, un brasileño, João Havelange quien para esa época era presidente de la FIFA tuvo el plan globalizador del deporte rey en compañía de Adidas y Coca-Cola, convirtiendo el espectáculo en un negocio redondo y boyante.

“Me da cierta cantidad de su dinero y yo le pongo un cartel de buenas dimensiones visuales en la cancha donde todos los vean, sea desde el estadio o desde su casa a cientos de kilómetros. Así, de seguro algún potencial cliente llegará a su tienda el próximo lunes, feliz por haber ganado o triste por haber perdido. Pero de seguro llegará”. Quizás ese fue relato mercantil que ascendió a nuestra disciplina deportiva como un cartel publicitario y de donde surgen billetes verdes apenas con cerrar los ojos.

Los árabes se interesaron en el negocio y crearon City Football Group

City Football Group
Todos los integrantes de la familia árabe. Foto: CIES

Sin embargo, los grandes ricachones ejecutivos no se quedaron simplemente con comprar publicidad y unos cuantos carteles. Fueron más allá, pues para este siglo se convirtieron en los dueños y explotadores de ese espacio. Pasaron de dar dinero a recibirlo, reinvirtiéndolo y generando montañas de dólares que en algún momento fueron petróleo crudo. El City Football Group es la empresa más grande y colonizadora que vive del fútbol y sus 10 tentáculos a nivel global. Supera empresas como Red Bull por ejemplo, pero siguiendo un modelo similar.

El Troyes AC de Francia se incorporó a una mejor familia con padres árabes. Sus hermanitos más grandes tal vez le prestarán algún juguete con que divertirse. Es la nueva adquisición de Mansour bin Zayed y su grupo millonario.

Manchester City como fuente de inspiración

Troyes
Manchester City fue segundo en la Premier League 19-20. Foto: El Tiempo

El conjunto inglés que hoy dirige Pep Guardiola fue adquirido en la temporada 2007-08 por el Abu Dhabi United Group en una cifra cercana a los 121 Millones de euros. Y es que para la primera década de este siglo, el segundo equipo de Manchester era conocido por su pasado poco exitoso y sus constantes periplos entre primera, segunda y tercera división del fútbol inglés. Además, cuando el poder del petróleo árabe llegó a las oficinas de Los Sky Blue, el equipo contaba con dos modestos títulos de la First Division (1936-37 y 1967-68), sumándole unas cuantas copas alternas que no decoran mucho su historial.

Sin embargo, a la fecha, el equipo de Manchester City le ha sumado a sus vitrinas cuatro ligas, dos FA Cup, tres Community Shield y cinco Copa de la Liga desde que Mansour adquirió la escuadra inglesa. Y no hay que olvidar además las grandes contrataciones que hoy posicionan a los citadinos como el club más caro de la Premier League, con una nómina de 1.060 millones de euros, a comparación de los 150 millones que valía previo al dinero petrolífero.

La mayor familia del fútbol mundial

Montevideo City Torque
El club uruguayo fue adquirido en 2017. Foto: Montevideo City Torque

Esas ganancias absurdas hicieron que el Abu Dhabi United Group invirtiera por medio de Manchester City en crear un nuevo club profesional, esta vez en New York, gracias al convenio con los NY Yankees y la adquisición de la franquicia 20 de la MLS por unos 100 millones de dólares para 2013. Estados Unidos fue el lugar perfecto, con un satélite económico y político para colonizar la parte más occidental del planeta con dineros provenientes de los pozos petroleros en Emiratos Árabes. New York City abrió el camino expansionista.

Ese mismo 2013, el grupo monetario entes mencionado lanzó su sociedad más ambiciosa, cuando se fundó el City Football Group para negocios netamente futbolísticos. El plan, junto a otros aliados como Silver Lake, China Media Capital y CITIC Group era, según lo mencionó ESPN en 2016, llegar a los cinco continentes con la presencia en por lo menos un club profesional. Hoy, aunque les falta África por colonizar, esta organización cuenta con 10 equipos en cuatro continentes, algunos de primera, otros de segunda y alguno por ahí que no supera tercera. Todo eso en un lapso de seis años, beneficiando tanto a las ligas locales, como la proyección de jugadores jóvenes y la unificación de una red monopolizada que encabeza Manchester City.

Los equipos que ha adquirido el City Football Group, son: Melbourne City (AUS), Girona (ESP – 47%), Montevideo City Torque (URU), Mumbai City (IND – 65%), Yokohama Marinos (JPN – 20%), Sichuan Jiuniu (CHN), Lommel SK (BEL) Troyes AC (FRA) y sus fundadores New York City (80%) y Manchester City.

Qué beneficios trae el City Football Group

City Football Group – Wikipédia, a enciclopédia livre
Fuente: Wikipedia

Si bien los clubes que pertenecen a esta familia de 10 hermanos tienen autonomía en sus decisiones, el City Football Group provee de apoyos financieros para mejorar las infraestructuras administrativas, las sedes deportivas, los equipos de fuerzas básicas y el mejoramiento continuo de los planteles profesionales. El objetivo es generar resultados exitosos en materia deportiva e ir fortaleciendo la red a nivel mundial que está presente en Asia, América, Europa y Oceanía, dándole a conocer al mundo del fútbol quién es el jefe. Y es que tener extensiones en casi todo el planeta hace que el posicionamiento árabe aumente, además de contar con una red fortísima que genera ganancias diversificadas y competitividad en todos los niveles del profesionalismo.

Por otra parte, esta agrupación tiene una facilidad tremenda en conseguir materia prima, refiriéndonos a jugadores jóvenes que pueden explotar su talento e ir ascendiendo hasta llegar a la élite, mediante préstamos entre los equipos pertenecientes y así velar por el mantenimiento de activos financieros y la facilidad para sumar futbolistas en cualquier periferia.

Eso sí, Manchester City es el centro de todo el sistema y con ojos y manos en países lejanos podrá llegar más fácilmente a ser el mejor equipos del mundo. Tendrá la agilidad que no tienen otros tantos de hacerse con estrellas asiáticas o latinoamericanas, además de adquirir nuevas estrategias tácticas que se aplican lejos de Europa y que pueden ser útiles; por el momento, el mayor uso que se ha dado a esta hermandad es el préstamo de jugadores, principalmente a los aliados europeos para formarlos y repatriarlos cuando estén aptos a jugar en la Premier League.