Fuente: AFP

Aunque falta el anuncio oficial, el Barcelona y el Zenit de San Petersburgo han llegado a un acuerdo por Malcom. El extremo brasileño, que no convenció la pasada temporada en el Camp Nou, se marchará al fútbol ruso en busca de más minutos a cambio de 40 millones de euros más cinco en variables que recibirá el conjunto catalán.

El jugador ya se encuentra en Rusia para oficializar su traspaso, por el cual encabezará junto a Hulk y Axel Witsel la lista de los fichajes más caros en la historia del Zenit. De esta forma, el Barça recuperará la inversión que hizo por él hace un año y hará caja tras las llegadas de Antoine Griezmann y Frenkie de Jong.

PUBLICIDAD

UN “ROBO” FRUSTRADO

La llegada de Malcom a la Ciudad Condal fue más que polémica. Al jugador, hasta ese entonces en el Burdeos, le faltaba únicamente superar la revisión médica para fichar con la Roma. Sin embargo, el Barcelona entró en escena sin previo aviso y puso una oferta sobre la mesa que ni el equipo francés ni el jugador dudaron en aceptar.

Malcom ilusionó en el Burdeos. Fuente: Hispanic Sports Media

El equipo culé necesitaba a toda costa encontrar otro extremo derecho para no sufrir en caso de lesiones. El primer objetivo había sido Willian, pero las altas pretensiones del Chelsea impidieron la llegada del jugador. Fue entonces cuando el Barça, aprovechando que el acuerdo entre Malcom y la Roma era únicamente verbal, fichó al jugador en “buena ley”.

Ahora, una temporada después, al conjunto catalán le ha salido el tiro por la culata. Malcom no ha tenido el rendimiento que se esperaba y deberá recalar en una liga menor para intentar hacerse un nombre. Esperemos que este sí sea el lugar donde el brasileño pueda seguir creciendo para, en un futuro, llegar a ser lo que alguna vez prometió.