Fuente: Nación Chivas.

Este jueves 28 de mayo se dio a conocer que Benjamín ‘El Maestro’ Galindo fue internado de emergencia por un derrame cerebral. Afortunadamente, ha respondido bien a la operación que realizaron. Sin embargo, en este texto se explicará el revuelo por esta noticia, ya que el mexicano sin duda dejó legado en el futbol mexicano.

Los humildes inicios de ‘El Maestro’ Galindo

El zacatecano tuvo su debut en la Primera División en 1979 con el Tampico Madero. A pesar de que este mismo tuvo un descenso a Segunda, Galindo jugó con el club tamaulipeco por 7 años. En esta etapa acumuló 211 encuentros en los que aportó 26 goles.

"Maestro" Galindo
Fuente: Soy Referee.

No obstante, su mayor virtud era la de ayudar al delantero a hacer el gol. Esta función no pasó de largo para clubes grandes y para la temporada 1986-87, Benjamín Galindo firmó con Chivas de Guadalajara.

La magia que tenía para poner pases de gol y la facilidad para usar ambas piernas fue lo que poco a poco le hizo acreedor del apodo ‘Maestro’. Cabe recordar que en aquellas épocas era muy complicado que un jugador fuera ambidiestro, por lo que ver jugar a Galindo en esos años era considerado como especial.

El centrocampista mexicano tuvo dos episodios con los rojiblancos. El primero duró de 1986 hasta 1994. Jugó 262 partidos, anotó 71 goles y puso 26 asistencias. Además, en esta etapa consiguió su único campeonato con los tapatíos, el torneo de Liga en 1987 donde vencieron 4-2 a Cruz Azul.

"Maestro" Galindo
Fuente: Getty Images.

Su regreso con el Club Deportivo Guadalajara fue en el ’99. La participación fue modesta (44 juegos y 7 goles), pero su objetivo era retirarse con el club que más quiso durante su carrera.

“Maestro” Galindo afianzó su grandeza

Luego de su participación en la Copa Mundial de 1994 con México, Galindo dejó Chivas para regresar al norte del país, pero esta vez con el Club Santos. Los laguneros no eran distintivos como un equipo grande o destacado, sin embargo, Benjamín tenía otros planes.

Durante los tres años que militó para ‘La Comarca Lagunera’, estuvo en 108 juegos donde hizo 27 goles y 27 asistencias. Y también puso a Santos por primera vez en el mapa del futbol mexicano al hacerlos campeones de liga en el Torneo Invierno ’96 contra el poderoso Necaxa de Alberto García Aspe y compañía.

"Maestro" Galindo
Fuente: Santos Laguna.

Para el torneo Invierno ’97, Cruz Azul se hizo de sus servicios para encarar una temporada que con los años ha sido recordada con particular melancolía. Resulta que Benjamín Galindo llegó a ‘La Máquina’ para aportar de su futbol y junto con aquel gol de penal de Carlos Hermosillo en León, los celestes consiguieron su octavo título de liga.

Todavía jugó otras dos temporadas con los cementeros y al final acumuló 77 partidos, 22 goles y 20 asistencias.

"Maestro" Galindo
Fuente: Marca.

Por si necesitara más retos, a principios de 1999, el Pachuca compró a Galindo. Para estos años, los “Tuzos” aún no tenían un trofeo de liga. Pero parecía una regla: equipo a donde llega Benjamín Galindo, equipo que sería campeón. Tarde o temprano.

Y sí, en el Invierno del ’99, ‘El Maestro’ y compañía se metieron al Estadio Azul y con un inolvidable gol de oro de Alejandro Glaría, Pachuca obtendría el primer título de liga en su historia. Y durante ese torneo, Galindo disputó 20 partidos como centrocampista menos adelantado, pero con la magia intacta.

"Maestro" Galindo
Fuente: Club de Fútbol Pachuca.

Parecieran números bastante habituales, pero es una lástima que la magia y el espectáculo no se puedan medir con números. Sin embargo, “El Maestro” Galindo dejó un legado verdadero en el futbol mexicano: ganar títulos de liga con 4 equipos diferentes y mostrar una habilidad ambidiestra con los pies jamás antes vista.

Sin duda, uno de los mejores generadores de juego que ha habido en México.