Lucas Moura rinde como 'falso 9'. Fuente: FourFourTwo

Durante el mercado invernal, el Tottenham buscó por cielo y tierra a un delantero para suplir la baja de Harry Kane, quien estará fuera de los terrenos de juego al menos hasta el mes de abril. Si bien el equipo no tuvo éxito, José Mourinho viene prescindiendo muy bien del ariete inglés gracias a Lucas Moura. El brasileño, cuya posición natural es la de extremo derecho, se ha adaptado perfectamente a jugar como ‘falso 9’.

Está claro que su fuerte no es el gol, pero su descaro y extraordinaria habilidad con el balón aportan muchísimo al juego de los Spurs. Hoy, en la victoria frente al Manchester City por la Premier League, el paulista asistió en el primer gol a Steven Bergwijn, quien debutó a lo grande con su nuevo equipo. Con este resultado, el club londinense ha vuelto a situarse en el puesto de Europa League, a cuatro puntos de la Champions.

UNA ALTERNATIVA QUE FUNCIONA

Mourinho podría perfectamente haber apostado por Heung-Min Son para el centro del ataque de su 4-2-3-1, pues el coreano, mucho más goleador que Lucas, puede jugar allí o como extremo de igual manera. De todas formas, ambos suelen intercambiarse las posiciones durante los partidos. A fin de cuentas, el lugar en el campo no es un impedimento para Son a la hora de marcar, ya que lleva tres encuentros consecutivos anotando.

Fuente: Reuters

En cuanto a Lucas Moura, es cierto que sus números no son para nada impresionantes (seis goles y tres asistencias en 31 partidos). Sin embargo, el brasileño viene dejando muy buenas sensaciones en los últimos encuentros gracias a su contribución en la creación de juego, generación de oportunidades y, aunque en menor medida, goles. Será difícil que emule su rendimiento de la temporada pasada, en la que marcó 15 goles y llevó al Tottenham a su primera final de Champions.

LEA TAMBIÉN:  Galatasaray, el caballo negro de Europa

Después de todo, parece que el conjunto londinense tenía la solución a la baja de Kane frente a sus ojos. Cabe destacar que, desde que el inglés se lesionó, los Spurs han disputado siete partidos, de los cuales han ganado tres, empatado otros tantos y solo perdido uno (precisamente frente al imbatible Liverpool). Sin dudas, la llegada de Mourinho y su gran gestión hasta ahora son factores fundamentales en la mejoría del equipo respecto a meses atrás.