Diego Rossi, LAFC
Fuente: Padre y Decano

En otra época los uruguayos tenían a Europa como destino preferido. Un jugador en buen nivel, joven, y con grandes condiciones seguramente era codiciado desde el viejo continente. Sin embargo esta tónica ha cambiado con el correr de los años. La MLS, un torneo en pleno crecimiento, se fija cada vez más en los jugadores charrúas. Si bien no es una liga que este a la altura de las europeas, no sabemos que pueda pasar de aquí a tres o cinco años. Lo cierto es que ya supera a China, no van solo los jugadores en el final de su carrera sino también las estrellas emergentes. Hoy, el uruguayo va por la necesidad de una buena suma, por una transferencia, una buena paga, y algunos por un buen proyecto deportivo. Todos van en busca del sueño americano.

¿Cómo han rendido los uruguayos en Estados Unidos?

Nicolás Lodeiro, los uruguayos campeones, Seattle
Fuente: Heroica Deportiva

En este Siglo XXI han sido 30 los uruguayos que han fichado para jugar en la Major League Soccer. Futbolistas de gran trayectoria como Egidio Árevalo Ríos, cuarto en la Copa del Mundo de Sudáfrica y campeón de la Copa América de Argentina 2011 pasaron sin pena ni gloria. Otro como Vicente Sánchez, con gran pasado en el fútbol mexicano y la selección uruguaya jugó en dos clubes como el Houston Dynamo y el Colorado Rapids. Yéndonos un poco más a esta parte, podemos hablar de jugadores que hoy son ídolos en la MLS como Nicolás Lodeiro en Seatlle Sounders.

¿Qué jugadores van en busca del “sueño americano”?

En esta temporada, de momento, son ocho los uruguayos que juegan en la élite del fútbol americano. Ya hablamos de Nico Lodeiro, pero podemos hablar de otros habituales como Diego Fagúndez, quien lleva más de nueve años en New England Revolution o de Nicolás Mezquida; fichó por Vancouver en 2014 y para esta temporada se marchó a Colorado Rapids.

LEA TAMBIÉN:  Bentancur, Valverde y Muslera brillaron en Champions

Diego Rossi

El ex Peñarol esta comenzando su segunda temporada y la está rompiendo toda. Lleva 13 goles en 23 partidos y cuatro asistencias. Es el cuarto máximo anotador del torneo y sus actuaciones ya están dando de que hablar en el mercado europeo. En Los Ángeles FC buscará junto al mexicano Vela obtener el título. Con dicha elástica lleva 63 juegos, 31 tantos y 12 pases de gol.

Diego Polenta

Houston Dynamo v Los Angeles Galaxy
Fuente: Getty Images

Llegó a principios de año, pedido expresamente por Guillermo Barros Schelotto. Diego estuvo seis meses inactivo pero es un defensor de calidad. Tiene buena salida con el balón en los pies y es fuerte a la hora de defender. En el conjunto de Ibrahimovic lleva 20 alineaciones, un gol y una asistencia.

Joaquín Ardaiz

El Pajaro esta buscando su mejor versión, algo que no se ve desde Danubio. Con la selección Sub-20 destaco en el último partido del Sudamericano y llamó la atención del fútbol europeo. Sin embargo nunca terminó de funcionar; Royal Amberes y Frosinone fueron sus clubes, pero nunca se asentó. Está a préstamo desde el Chiasso suizo hasta fin de año, al momento lleva 17 juegos y cero goles con Vancouver Whitecaps.

Mauricio Pereyra

Quedó libre del Krasnodar tras seis años en el club. Era ídolo y uno de los pilares del equipo, sin embargo tomó un cambio rotundo en su carrera, decidió irse a los Estados Unidos. Fichó por el Orlando City hace muy poco. Un fichaje bien “europeo” y de calidad para el fútbol de la MLS.

Los que están por llegar
Brian Rodríguez
Los Ángeles de Brian
Fuente: EFE / Federico Anfitti

Falta solo la firma, ambas partes han confirmado la transacción. Con 19 años será el segundo pase más caro en la historia del fútbol uruguayo. Cuesta creer que un jugador con dichas condiciones no emigré a la élite europea. Veremos si será como Miguel Almirón o como Ezequiel Barco en Norteamérica. Lo cierto es que el extremo oriundo de Tranqueras, tiene calidad y puede ser el futuro de la selección uruguaya. Será compañero de Rossi en Los Ángeles FC.

LEA TAMBIÉN:  Alfredo Morelos no se cansa de romper redes escocesas
Thomas Chacón

El rubio mediocampista ofensivo de Danubio duró solo un año en la primera división de Uruguay. Portó la “10” sin problemas y se hizo cargo de un equipo repleto de jóvenes, el no es ningún veterano, tiene 18 años. Otro de los jugadores que tiene desequilibrio, verticalidad y tiene condiciones para ser el recambio de la próxima década. Jugará en Minnesota United.