latinos brillaron Europa amores
Volvió y salió campeón. Fuente: Sport.es

Una de las cosas que más nos emociona a los hinchas de clubes latinos, además de los trofeos, son las historias de aquellos futbolistas que brillaron en Europa, y que aún así, se acordaron del club de sus amores. Aquel, donde dieron sus primeros pasos como profesionales y los catapultó a los campeonatos que hoy conforman la élite mundial de este deporte.

Hay una gran variedad de historias de este tipo:

RAFAEL MÁRQUEZ 

Poco que decir sobre el ´Káiser´ que no sea nuevo. El defensa mexicano ya retirado, marcó una época, considerándole como uno de los jugadores más emblemáticos que dio América Latina en su historia futbolística. El cinco veces mundialista con su selección (posee el récord de más campeonatos mundiales disputados junto a Lothar Matthäus y su compatriota Antonio Carbajal), tuvo su mejor época en el Barcelona. Allí, estuvo desde 2003 hasta 2010, conquistando dos Champions League y un Mundial de Clubes, entre los títulos más destacados.

Sus primeros pasos, los comenzó a dar un 19 de octubre de 1996 para el Atlas de Guadarajara, con 17 años. Estuvo hasta 1999, cuando fue transferido al Mónaco de la Ligue 1. En su última temporada para los ´Zorros´, conformó junto a sus compañeros un equipo catalogado como “Niños Héroes”, puesto que la edad promedio del plantel era bastante baja. Aún así, se plantaron en la final del Torneo de Verano de aquel año, perdiendo por penales a manos del Toluca. Partía la que sería una futura leyenda del fútbol ´Azteca´.

latinos brillaron Europa amores

Fuente: Univisión

16 años después de partir a Europa y con 36 años, Rafael volvió a vestir la casaca que lo hizo profesional, aunque al final, no fue la única que vistió en su país. Es que años antes de su vuelta tan esperada, tuvo un paso por el Club León, donde salió campeón de liga dos veces. El ´Káiser´ aún tendría un par de años más de fútbol para devolverle el gusto a la hinchada que lo vio nacer, aunque sin títulos de por medio. Igualmente, el impacto que generó en el mundo por su rendimiento a nivel de clubes tanto europeos como en León y selección, es lo que hace especial a esta historia.

LOS HERMANOS DIEGO Y GABRIEL MILITO

Esta historia es muy rica. Son hermanos, crecieron bajo el mismo techo, pero los colores los convirtió en rivales. Uno de Racing Club, y el otro de Independiente, ambos clubes de la ciudad de Avellaneda, donde nacieron. Quizás Diego tuvo mayor renombre, pero ambos lograron cosas importantes en el fútbol europeo.

Primero hablemos de Gabriel, el hincha del ´Rojo´. Desde el debut hasta el salto a Europa, actuó de defensa en casi 200 partidos, ganando el Torneo Apertura 2002 de Argentina. En 2003, partió rumbo al Real Zaragoza donde tuvo números bastante similares que en Argentina. Allí, ganó una Copa del Rey y una Supercopa de España. En 2007, pasó a la etapa donde más se le recuerda, la del Barcelona. Siendo ´Culé´, supo levantar, entre otras cosas, la Champions League y el Mundial de Clubes.

En 2011, volvió desde Catalunya a Avellaneda para jugar su último año como profesional donde todo comenzó. Para la temporada siguiente, se convirtió en entrenador de las juveniles. En 2015 hace su debut como DT en Estudiantes, y en 2016, Independiente le abre las puertas una vez más para dirigir al plantel principal.

latinos brillaron Europa amores
Fuente: Diario AS

Probablemente de los dos, la más impactante es la historia de Diego. Debutó a finales de 1999, y pronto llegarían las buenas noticias. Con un gol agónico frente a Colón en el Torneo Clausura 2001, salvó del descenso a ´La Academia´, y en el segundo semestre de aquel año, se coronó campeón del Apertura. Fue el máximo goleador de los siguientes torneos cortos que disputa antes de irse. En 2005, tras haber jugado en el Génoa, compartió vestuario con su hermano en Zaragoza. En 2008 retornó a Génova, y al año siguiente llegó al club donde se convirtió en uno de los mejores delanteros del mundo: en el Inter de Milán. Allí estuvo cuatro años, donde levantó seis trofeos nacionales, mas una Champions League y un Mundial de Clubes.

En 2014 a sus 35 años, volvió a Racing, cuando también volvió el clásico de Avellaneda que se había perdido con el descenso de Independiente. Ese año, cumplió lo que todos sueñan cuando vuelven a casa: salir campeón. Con el ´Príncipe´ a la cabeza, Racing fue el campeón argentino de 2014. El 2016 fue el año de su retiro para convertirse en Director Deportivo del club, pero le faltaba un reconocimiento de parte de la hinchada. Una de las calles que rodea al Cilindro, ahora lleva el nombre del goleador.

MAXI RODRÍGUEZ

Otro argentino en la lista de historias hermosas de latinos que brillaron en Europa y al final se acordaron del club de sus amores. Otra historia de mucho cariño entre la hinchada y el jugador.

Nació futbolísticamente en el club del cual es hincha, Newell´s. Luego de tres años después de su debut, y con uno de los mejores promedios goleadores de su carrera, el mediapunta fue traspasado al Espanyol, y luego de otros tres años, recaló en el Atlético de Madrid, club donde fue y sigue siendo muy querido. Allí, se hizo con una Copa Intertoto de la UEFA, cuando nació la nueva era copera del ´Colchonero´. En el medio, fue citado por Argentina para el Mundial 2006, donde marcó el mejor gol, con una volea de zurda desde fuera del área. En 2010 se fue al Liverpool donde estuvo dos años. El contrato con los ingleses estipulaba tres, pero el club de sus amores pasaba por uno de los peores momentos de su historia, y el rosarino decidió volver para poner la casa en orden.

latinos brillaron Europa amores
Fuente: La Nación

Junto a otras figuras que también volvieron como Gabriel Heinze y Gerardo Martino para ser el DT, salieron campeónes de un torneo corto y llegaron a semifinales de Copa Libertadores. Pero en 2017, dejó atrás sus problemas con la dirigencia y entre lágrimas, cruzó el charco para jugar en Peñarol. Allí, fue bicampeón y supercampeón uruguayo, además de no perder ningún clásico oficial ante Nacional de Montevideo. A fines de 2018, volvió una vez más a Newell´s, donde hoy sigue derrochando clase a sus 39 años.

FERNANDO MORENA

Quizás sea la historia más emocionante de este artículo. Otos latinos brillaron más que él en Europa, pero cuando hablamos de amores en el fútbol, el caso Morena es único en el mundo.

Fuente: EcosUy

El segundo máximo goleador de la historia de la Copa Libertadores y según la FIFA en cuarto mejor goleador a nivel mundial, no inició su carrera en Peñarol. Es más, tampoco era hincha de chico, sino que lo era del tradicional rival, Nacional de Montevideo. Llega al ´Carbonero´ luego jugar en Racing y en River Plate, y fue el máximo goleador de seis campeonatos uruguayos seguidos, incluyendo el récord de siete goles en un solo partido. Además, logró lo mismo en dos Libertadores que igualmente no pudo levantar. Luego de esto, jugó en el Rayo Vallecano y Valencia españoles, hasta que se dio lo interesante de esta historia.

En 1981, bajo el lema “A Morena lo traemos todos”, la hinchada de Peñarol hace una colecta para pagar la ficha de un millón de dólares y así repatriar al temible goleador. Cuando lograron el objetivo, la hinchada fue a buscarlo al aereopuerto para llevarlo en caravana hacia el Palacio Peñarol para firmar el contrato.

Fuente: Padreydecano

“Si yo hubiera imaginado que tanto me querían, jamás me hubiera ido de Peñarol. Lo de Peñarol es una religión.”

La respuesta del ´Nando´ en la cancha no se hizo esperar. Al año siguiente, fue otra vez goleador del uruguayo, y campeón de América con un gol agónico frente a Cobreloa en la final, y del mundo frente al Aston Villa.

En 1983 fue campeón de América otra vez, pero con la selección uruguaya, y tras un paso fugaz por Boca Juniors y un par de años más en Peñarol, colgó los botines. Luego, fue DT en el ´Manya´ y otros clubes como el Real Murcia y Colo Colo, pero no tuvo la misma chapa ganadora que como jugador.