Los cien partidos de Charles Aránguiz en Bayer Leverkusen

Aránguiz llegó al centenar de partidos disputados en el conjunto alemán, en el que se encuentra desde 2015.

Charles Aránguiz, campeón de las Copas América 2015 y 2016 con Chile, cumplió 100 juegos el pasado fin de semana cuando su equipo, el Bayer Leverkusen, goleó 4-1 al Augsburgo por la Jornada 31 de la Bundesliga. El Príncipe, que se encuentra en el radar de Inter de Porto Alegre y Flamengo, aportó una asistencia y fue una de las figuras del encuentro.

PUBLICIDAD

Los dirigidos por Peter Bosz, también con los latinos Wendell y Alario en cancha y Paulinho en el banco, llegaron a su tercer triunfo al hilo y se posicionan sextos, en zona de pre-Europa League, muy cerca de Champions.

NÚMEROS EN ALEMANIA

(Fuente: FOX Sports)

Su estreno en el club fue el 1 de abril de 2016, ante Wolfsburgo, por Bundesliga. En su primera temporada sólo pudo disputar siete encuentros debido a una seria lesión. Una vez recuperado sería una pieza clave del Leverkusen, figurando en el equipo ideal de 2016 y destacándose como mejor mediocampista de la 2017/18.

PRESENTE TEMPORADA

(Fuente: Publimetro)

Molestias en una de sus rodillas lo tuvieron marginado de las canchas hasta noviembre, y el equipo sintió su ausencia: en 10 fechas acumuló cinco derrotas, dos empates y sólo tres triunfos. Una vez que El Príncipe retornó al campo, no cedió la titularidad; de hecho, fue capitán en una ocasión (frente a Ludogorets por UEL), y su influencia sirvió para escalar posiciones, ganando 18 de los 30 juegos disputados entre liga, DFB Pokal y Liga Europea.

Sus 100 presencias se desglosan entre Bundesliga (81), Copa de Alemania (7), Champions League (8) y Europa League (4).

En cuanto a su futuro, medios alemanes afirman que el mediocampista chileno (con un año más de contrato) podría retornar a fin de temporada al Inter de Porto Alegre -donde fue bicampeón-, aunque también es pretendido por Flamengo. Aránguiz tendría intenciones de volver a Sudamérica y un ofrecimiento cercano a los ocho millones de dólares convencerían a los germanos para dejarlo ir.