Lionel Messi lideró el triunfo del FC Barcelona frente al Espanyol | Getty

El recital otorgado por el Barcelona frente al Espanyol,  el cual terminó 4-0 en favor de los blaugranas, pasará a la historia del astro argentino Lionel Messi, quien ofreció un espectáculo digno del recuerdo.

Messi participó directamente en tres de los cuatro goles visitantes, sin embargo, sobresalieron las dos anotaciones de tiro libre que dejó boquiabiertos no solo a la afición rival, sino a todo aficionado del fútbol.

Además, con lo hecho en el derby catalán el latinoamericano ha cosechado tres logros realmente importantes:

MESSI, EL MEJOR COBRADOR DE TIROS LIBRES EN EL MUNDO

Con los dos goles de tiro libre obtenidos en la goleada del FC Barcelona frente al Espanyol, el argentino llegó a 19 anotaciones a balón parado en los últimos cuatro años (de enero del 2014 a la fecha).

Este dato resulta sorpresivo dado que, dentro de las cinco ligas TOP de Europa, no hay club que tenga la misma cantidad de goles de la misma forma. La institución que más se acerca es la Juventus, equipo que en el mismo lapso de tiempo ha cosechado 18 anotaciones (con 6 jugadores diferentes).

En otras palabras, ningún equipo (contando a toda su plantilla) puede igualar lo hecho hasta ahora por Lionel Messi desde el tiro libre.

DOS GOLES A BALÓN PARADO EN UN MISMO PARTIDO DESPUÉS DE 11 AÑOS

Lo hecho por Messi no se veía desde noviembre del 2007, cuando el mago brasileño Ronaldinho hizo lo mismo en el encuentro en donde el club catalán venció 3-0 al Betis en el Camp Nou. En aquella ocasión, Dinho hizo el segundo y tercer tanto.

Ahora Messi abrió el marcador y culminó con el mismo anotando el cuarto y definitivo.

LÍDER DE GOLEO Y ASISTENCIAS EN LA LIGA ESPAÑOLA

El argentino no solo aportó dos goles, sino que brindó una asistencia en el tanto de Osumane Dembélé.

Con esto, La Pulga llegó a 11 goles y 8 asistencias tras 15 partidos de La Liga Santander, lo que lo convierte en líder general de goleo (junto Cristhian Stuani) y en el mayor asistente de la temporada.

Dicho esto, es imposible dudar de la magia que porta en los botines el astro argentino. Frente al Espanyol, Lionel Messi dio cátedra del buen fútbol.