Lanzini, el mejor amigo de la delantera hammer

Nacido en Ituzaingó (Buenos Aires, Argentina) en 1993, Manuel Lanzini llegó al West Ham en el año 2015 a préstamo, procedente del Al Jazira de los Emiratos Árabes Unidos. Dicho préstamo poseía una opción de compra que más tarde se usaría y sería una de las mejores decisiones de la directiva del West Ham en el último tiempo. A lo largo de ese año se ganó rápidamente la confianza de su entrenador, Slaven Bilic, y también la confianza de la hinchada «hummer». Así fue como el 22 de marzo de 2016 los londinenses desembolsaron 11 millones y medio de euros por el enganche confiando en sus buenas actuaciones. Ese día comenzó esta historia, la de un argentino suelto en Londres, que hasta hoy sigue vigente.

 

Presentación en el estadio del West Ham, Boleyn Ground. Año 2015. Fuente: West Ham Oficial.

Talento, sacrificio, asistencias y goles son las palabras que engloban a Manuel Lanzini. Enganche de excelencia que puede jugar tanto por el medio como por los costados. El pase entre líneas como arma mortal, la velocidad como herramienta principal y la gambeta como método de distracción. Visión de juego, desequilibrio y efectividad. Un jugador que le brinda soluciones a su equipo en todos los partidos.

Los delanteros necesitan el abastecimiento de él y, en algunas ocasiones, también suele dar una mano en la retaguardia. Esta característica defensiva la adquirió en Londres. Slaven Bilic lo fue moldeando y logró que Lanzini se convirtiese en un jugador casi completo en todas las facetas del juego. En West Ham, además de Slaven Bilic, también le tocó tener a David Moyes como entrenador y hoy en día a Manuel Pellegrini. Para todos ellos Lanzini fue y es una pieza clave en el equipo. A base de buenos rendimientos, goles y asistencias se convirtió en un estandarte, el conductor del medio junto con sus socios Mark Noble y Cheikhou Kouyaté. Y sus números no mienten: 51 asistencias y 47 goles en 264 partidos lo convirtieron, paso a paso, en un símbolo del West Ham.

Finalizó la temporada 2017/2018 con excelentes rendimientos salvando al equipo de irse al descenso en la Premier League. Y sus actuaciones fueron de tal magnitud que comenzó a circular el rumor de una posible transferencia del jugador al Liverpool que dirige Jurgen Kloop para reemplazar a Philippe Coutinho. Por ahora, el jugador seguirá en Londres, pero si algo es seguro es que, tarde o temprano, su destino estará en un equipo grande del mundo.

 

Lanzini, junto a Marko Arnautovic, en un partido ante el West Bromwich. Fuente: Getty Images.

Al día de hoy Lanzini se encuentra en una larga recuperación de una lesión de ligamentos cruzados que lo dejó fuera del Mundial de Rusia 2018 en el cual iba a representar a la Selección Argentina. La rehabilitación recién lo dejará jugar a principios de 2019, por lo que se perderá lo que resta de año y no estará presente en ningún encuentro del West Ham. Todos los «hammers» esperan con ansias su vuelta a las canchas. Su equipo logró permanecer en la Premier League, y en la nueva temporada que se avecina sueñan con pelear por un puesto en las competiciones europeas y para ello necesitarán del aporte de su as de espadas.