Diego Lainez dejó buenas sensaciones en el inicio de temporada del Real Betis.
Fuente: Twitter/@laaficion

La temporada 2020-21 ya inició en España y Diego Lainez dejó buenas sensaciones en el debut del Real Betis, a pesar de entrar en el transcurso del minuto 92.  Los béticos vencieron sobre la hora (90+4’) al Alavés, esto con gol de Cristian Tello.

Un fantasma mexicano en Europa

La historia del juvenil mexicano es más que clara. Ha vivido ausente en las canchas del fútbol español. En poco más de año y medio compitiendo en el viejo continente, su participación se resume en 34 apariciones, dos goles y dos asistencias.

Ahora, si se le nombra (como muchos espacios deportivos lo catalogaban en tierras mexicanas) ‘La Joya’ del fútbol mexicano, es evidente que fracasó como esa fantástica figura del balompié mexicano.

Diego Lainez dejó buenas sensaciones en el inicio de temporada del Real Betis.
Fuente: Twitter/@TiempoExtraOff

Tiempo de figurar

La cuestión que no se discute es que el muchacho tiene talento, dado que el interés de los equipos españoles no recae en cualquier futbolista. El nacido en Villahermosa apenas cuenta con 20 años y la experiencia adquirida en su vivencia europea, debe dar frutos ya mismo.

Parece que la intención y los ánimos no serán factor, dado que en el primer juego de la temporada le tocó jugar menos de cinco minutos, y el ímpetu del atacante mexicano generó dos tiros de esquina para la causa verdiblanca.

La importancia de su pequeña (en tiempo) participación se tradujo en el último tiro de esquina. En dicha jugada fue él quien intentó desbordar, provocó el córner, lo cobró en corto para Sergio Canales, jugador que sirvió a Cristian Tello para que el ex Barcelona obtuviera la victoria del Betis.

Menos de cuatro minutos totales no son ningún parámetro para decir que será la mejor temporada en la vida del canterano americanista, eso sería un error. Pero si Lainez dejó buenas sensaciones en el inicio de temporada, fue por una correcta actitud. Eso combinado con su talento y con mucha perseverancia/disciplina, permitirán que brille, evitando así, convertirse en la joya fantasma.