Benedetto no pasa por su mejor momento en el Olympique de Marsella. Fuente: Getty Images

Darío Benedetto se convirtió en el fichaje estrella del Olympique de Marsella de cara a la actual temporada. El delantero argentino, que supo brillar con luz propia en Boca Juniors, arrancó dulce en Francia y supo ser determinante en sus primeros encuentros pero, con el pasar de los meses, la situación se ha tornado bastante diferente.

Desde que inició el año, el ‘Pipa’ lleva jugados un total de seis encuentros, pero en ninguno de ellos ha podido encontrarse con el gol. Su última anotación se dio el 21 de diciembre, en la victoria 3-1 de Los Focenses frente al Nimes Olympique por la Ligue 1. Desde entonces, Benedetto no solo afronta una sequía, si no que también viene demostrando un bajo rendimiento a la hora de aportar al juego del equipo.

UN EQUIPO CON POCAS ALTERNATIVAS

Está claro que André Villas-Boas todavía confía en el bonaerense, en parte porque tampoco tiene demasiadas alternativas. Valère Germain, suplente del ‘Pipa’, no es un delantero que destaque por su capacidad goleadora y esta temporada no ha sido la excepción. Además, la interminable baja de Florian Thauvin, extremo con facilidad de cara a puerta y pieza clave del equipo, ha reducido aún más las posibilidades.

Fuente: @OM_ESPANOL

Sin embargo, el equipo francés ha encontrado la solución en los pies de Dimitri Payet, la indiscutible figura del club. El ’10’ no solo ha destacado durante este curso por sus extraordinarios regates y aportes a la creación de juego, si no que ha sacado a la luz su faceta anotadora. Ahora comúnmente jugando por la banda izquierda, en sus últimos siete encuentros se despachó con cinco goles.

LEA TAMBIÉN:  Brian Calabrese: debut, gol e historia en Omán

Centrándonos nuevamente en Benedetto, no cabe duda que el club apostó por él para que sea uno de sus estandartes y necesita que vuelva a su mejor nivel, o al menos que se acerque. El ‘Pipa’ lleva siete goles en 24 partidos disputados entre todas las competiciones, números escasos para un equipo que se encuentra segundo en la Ligue 1 y quiere asegurarse un lugar en la UEFA Champions League.