La mala decisión que tomó Lucas Alario

Foto: Bundesliga.

Los futbolistas toman decisiones trascendentales en cada momento de su carrera. Algunas resultan como lo esperaban y otras no. En esto último entra el caso de Lucas Alario. El delantero decidió irse, de no muy buena manera, del River Plate campeón de América en 2015 para embarcarse en una aventura llamada Bayer Leverkusen. Aventura que hoy en día esta lejos de ser buena y positiva. Alario pasa más tiempo en el banco que en la cancha.

UNA SALIDA DESPROLIJA

Lo que mas molestó en los hinchas Millonarios fue la manera en la que Lucas Alario dejó el club de Nuñez: por la “puerta de atrás”, con la divulgación de una foto suya con la camiseta del Leverkusen y en conflicto con la FIFA. El 29 de agosto de 2017, cuando su posible salida de River ya se había convertido en una novela, empezó a circular una foto del jugador con una camiseta del club alemán en el balcón de un hotel de la Capital Federal.

La noticia fue tomada de mala manera por los directivos de River, que acusaron a Leverkusen de ser desleal al llevar al futbolistas a hacerse la revisión médica sin conocimiento del propio River Plate.

Lucas Alario, River
Foto: Diario Los Andes.

Con la Asociación del Fútbol Argentino y la FIFA metidas en el medio (River se negó a dar el número del CBU para que el Leverkusen depositara el monto de la cláusula de rescisión en las arcas del club), Lucas Alario terminó yéndose envuelto en una polémica enorme. Una salida sorpresiva, debido a que el jugador se encontraba a gusto en Nuñez. Goles de todas las formas y colores, el título de la Copa Libertadores y un entrenador como Marcelo Gallardo en el banquillo. Su gran rendimiento incluso lo llevó a ser convocado a la Selección Argentina en el año 2016, donde fue compañero nada mas y nada menos que de Lionel Messi.

LEA TAMBIÉN:  Una promesa argentina en Francia: Daniel Mancini

Nada de eso alcanzó a convencerlo. Bayer Leverkusen le pagó 18 millones de dólares a River y el jugador emprendió viaje rumbo a Alemania, donde le esperaría una realidad muy distinta a la que soñó.

BAYER LAVERKUSEN

El oriundo de Tostado, Santa Fe, llegó cargado de ilusiones a Alemania. El Bayer Leverkusen había hecho hasta lo imposible para llevárselo y ahora el delantero esperaba retribuirlo con goles. Llegó y se calzó la camiseta. Su rendimiento empezó en alza pero, poco a poco, sus minutos en cancha fueron disminuyendo por el gran momento que pasaba Kevin Volland.

En su primera temporada jugó 26 partidos y marcó 10 goles. Nada mal. De esos 26 fue titular en 17. Para la temporada 2018/19 las estadísticas se dieron vuelta. Peter Bosz tomó el mando del Leverkusen y Alario empezó a jugar cada vez menos. De 33 partidos a lo largo de la temporada, solo fue titular en 11 y sus minutos en el verde césped comenzaron a ser menos.

Lucas Alario, Alemania, Bayer Laverkusen
Foto: Bundesliga.

Hasta que llegamos a la temporada 2019/20, que acaba de empezar y se encuentra en curso. Bayer Leverkusen ya jugó tres partidos: dos por Bundesliga (victorias ante Paderborn y Fortuna Dusseldorf) y uno por DFB Pokal. ¿Cuantos minutos jugó Alario? Tan solo 15. Dos frente al Paderborn y 13 frente al Fortuna. Siempre ingresando desde el banco cuando el resultado ya estaba definido.

Sin lugar a dudas, Lucas Alario esperaba otro presente en Alemania. Alejado del ojo de los grandes clubes (se llegó a rumorear su llegada al Real Betis y al Atlético de Madrid), sin haber vuelto a ser convocado a la Selección Argentina y con escasos minutos en su propio club, podemos decir que la decisión que tomó el atacante al irse de River no fue la mejor.

LEA TAMBIÉN:  Ángel Di María: la decepción de la Copa América
Lucas Alario, River
Foto: Clarín.