La influencia de Europa en Forlán: ¿cómo jugará Peñarol?

Fuente: Ovación

El caso de Diego Forlán no es el primero. Algunas veces, los jugadores que comienzan su carrera como DT en un equipo de altas exigencias les va bien, como en Uruguay fue el caso de Marcelo Gallardo, que en su primer año al mando de Nacional salió campeón uruguayo. Igualmente, si se ve a otros entrenadores de talla mundial, antes de tomar las riendas de un club grande, pasan por sus formativas para tomar algo de experiencia.

Así fue el caso de Zinedine Zidane, que antes de ganar las tres Champions League con su primer equipo, dirigió al Castilla, filial del Real Madrid, o fue segundo entrenador. El Cachavacha no tiene experiencia alguna de ningún tipo, pero lo vino a buscar el Manya y aceptó. Ya que no tenemos como predecir el estilo de juego que implementará Peñarol, haremos un análisis de los técnicos que tuvo cuando jugaba en Europa, para ver una posible influencia sobre Forlán.

QUIQUE SÁNCHEZ FLORES (ATLÉTICO DE MADRID) 

El entrenador español dirigió al delantero uruguayo en un total de 86 partidos, donde lo vio convertir 34 goles para el Atlético de Madrid, entre 2009 y 2011.

La forma habitual de jugar de los Colchoneros en aquel tiempo, era con un 1-4-4-2. Aquella dupla Agüero-Forlán fue de las más goleadoras de Europa, pero para poder desplegar toda su magia, necesitaban compañeros para rodearlos bien. Como podemos ver en la imagen, en uno de los juegos más importantes de Diego con el Atleti por la Supercopa de Europa, Simão Sabrosa iba por izquierda a toda velocidad como un típico extremo. Por el otro costado iba José Antonio Reyes, con capacidades más técnicas. Por detrás de los cuatro, Raul García haciendo de enganche, y Paulo Assunção como pivote. Un equipo bastante ofensivo, que combinó perfectamente el vértigo con las buenas decisiones, para conquistar el continente.

LEA TAMBIÉN:  El porqué del éxito de Stuani en el Girona

ALEX FERGUSON (MANCHESTER UNITED)

El entrenador más importante de la historia de uno de los poderosos de Inglaterra, le dio la oportunidad al Cachavacha de jugar en el viejo continente entre 2002 y 2004, tras ficharlo desde Independiente. Con él al mando, Forlán metió 17 goles en 98 encuentros.

Aquel equipo Red Devil, formaba con un 1-4-3-3 con nombres que quedaron para la historia del club. Además de Forlán, el equipo contaba con otro Latino: la Bruja Verón que manejaba los hilos del juego cuando Paul Scholes no estaba a la orden. Diego alternaba partidos, pero usualmente de delantero o a veces de enganche. Aunque utilizaban una formación con extremos, la velocidad no era el punto fuerte del equipo, sino que Giggs y Beckham eran junto al enganche los tres enlaces para hacerle llegar la pelota al delantero. Mientras, un doble pivote quedaba de balance. Era un juego donde se cuidaba el buen trato de pelota y la precisión, acompañado del efecto que tiene poseer a los mejores delanteros del momento.

MANUEL PELLEGRINI (VILLAREAL)

El Ingeniero, es el DT que más lo dirigió en Europa, en un total de 121 ocasiones, donde Diego convirtió 58 goles entre 2004 y 2007.

El Submarino Amarillo, formaba con un 1-4-4-2, donde Forlán compartía dupla de ataque con diversos delanteros, entre ellos, el argentino Guillermo Franco, en la época donde llegaron a semifinales de Champions League. Aquel equipo tenía también a Juan Román Riquelme en su máximo esplendor, haciendo de enganche. Por el costado izquierdo, estaba otro argentino, Juan Pablo Sorín, que destacaba también por su buen pie y calidad de pases. Por detrás del ataque, un doble pivote español: Josico para romper y Marcos Senna para jugar. Otro equipo que llegó lejos en base a jugadores con buena técnica.

LEA TAMBIÉN:  Argentina 3-2 Uruguay: ganó el mejor

CONCLUSIONES

Vista la influencia que ha tenido Diego Forlán en su carrera por Europa, hay cosas que destacan en casi todos los equipos en los que ha estado, y que probablemente se vean plasmadas en el juego de Peñarol.

Primero, destaco el doble pivote en la mitad de la cancha. En los tres equipos, podemos ver que hay dos jugadores en la mitad de la cancha para cerrar espacios, pero que uno se dedica netamente a ser el balance, y otro que se suma al ataque con facilidad.

Segundo, las características de los delanteros. En los casos de los clubes españoles, jugaban con dos atacantes centrales, por lo que se repartían las características de un delantero completo, pero en el club británico, Ruud van Nistelrooy destacaba por su altura y físico, además de su capacidad goleadora. Lo que podemos deducir es que jugará con un delantero objetivo, aquel que es de referencia para fijar a los defensas, que destaque por las características del legendario holandés.

Tercero, que ninguno de los equipos analizados destacaba por su velocidad, sino por la calidad técnica de sus jugadores.

¿QUÉ SE PUEDE ESPERAR DE FORLÁN COMO DT?

Forlán dijo en conferencia de prensa que no tenía un estilo de juego fijo, pues se iba a adaptar al plantel que tuviera disponible. Tomando a los jugadores de Peñarol, el equipo formaría de la siguiente manera:

JUGADORES DESTACADOS

Jesús Trindade: El que ocuparía el lateral derecho, es un futbolista que se caracteriza por el buen manejo de pelota. Originalmente es lateral, pero durante 2019 alternó con la zona de volantes centrales, junto a uno que se dedicará a defender mientras que el ex Racing haría jugar el balón. Le agregará la calidad que probablemente buscará Diego Forlán en el ataque Carbonero.

Vadócz – de los Santos: El doble pivote estará conformado por un futbolista todoterreno como lo es el húngaro, junto a otro de características similares como lo es el juvenil uruguayo. Ambos son buenos defendiendo, pero tratan muy bien la pelota, e incluso son capaces de hacer goles desde largas distancias.

LEA TAMBIÉN:  Stuani y Pereiro meten a Uruguay en la final de la China Cup

David Terans: Sería el parecido a Riquelme. Un jugador que inicia sus jugadas por un costado y las acaba en el medio. Es un enganche con gran agilidad y pegada.

Urretavizcaya – Xisco: La dupla con las características mencionadas a lo largo del análisis. El uruguayo, el hombre veloz mientras que el español, el que aporta físico y destacado trato de pelota.