La “filosofía Mohamed” toma presencia en Vigo

Antonio Mohamed durante un partido con Monterrey | foto: @laliga

“Yo soy un técnico resultadista, me gusta ganar. Juego para ganar, vivo para ganar y lo único que sirve en este juego es ganar”, así se describía Antonio Mohamed en una entrevista para la Liga MX, mientras aun dirigía a Monterrey. Hoy, “El Turco” como le apodan por su apellido, es el entrenador del Celta de Vigo en la Liga española.

Mohamed pasó gran parte de su carrera como jugador en México y como técnico se hizo también en tierra azteca. Ahí, como entrenador ganó dos títulos de liga, uno con Tijuana y otro con América. Después fue a Monterrey, donde perdió un par de finales.

Entre sus equipos no hay tantas similitudes. Con Tijuana, basaba su fútbol en la fortaleza defensiva y en la contundencia del ariete Duvier Riascos. Así logró una racha invicta de 17 juegos sin conocer la derrota con lo que levanto el primer trofeo de los Xolos.

Después, en América, su equipo era letal contragolpeando. La velocidad de futbolistas como Paul Aguilar, Miguel Layún y Rubens Sambueza fue su principal arma, potenciada por los goles de Raúl Jiménez y Luis Gabriel Rey. Pese a que al final le entregó un título de liga a las águilas, la directiva decidió cesarlo con el pretexto de que a la afición no le gustaba que su equipo fuera tan defensivo.

Mohamed durante una conferencia de prensa en Monterrey. foto: @Rayados

Su última etapa en México fue con Rayados de Monterrey. Teniendo uno de los planteles más poderosos de la liga fue un técnico más vertical, más agresivo. Hombres como Carlos Sánchez, Edwin Cardona o Alfonso González loe ayudaban con la tenencia y el transito del balón.

“El Turco” ha demostrado que puede adaptarse a los futbolistas con los que cuenta. Como él dice: “el fútbol es dinámico, va cambiando partido a partido”.  Desde su primera platica con el canal del Celta, Mohamed declaró que quiere un equipo que presione alto, con volumen de juego y solidez defensiva, que aspire a ser protagonista.

Con dos partidos disputados, el club empieza a mostrar lo que pide el entrenador. Han sumado 4 puntos y recibido solo dos goles. Queda mucho por delante, pero el trabajo del técnico argentino empieza a notarse.