Gary Kagelmacher
Fuente: Gary Kagelmacher

El fútbol está parado por el brote de COVID-19 en todo el mundo. En esta oportunidad no hay país que se salve por lo que la pelota y el resto de los espectáculos en la gran mayoría del planeta están cerrados. Sin embargo el punto más alto del coronavirus se ha producido en el último mes. Casualmente un poco antes, más precisamente el 21 de enero, después de tantos idas y vueltas, Gary Kagelmacher dejó KV Kortrijk y se unió a Peñarol en Los Ángeles. El uruguayo de raíces alemanas no pisaba suelo charrúa desde 2018 y a sus 31 años decidió pegar la vuelta. ¿Algo llamativo verdad? Si bien la llamada de Diego Forlán fue clave al igual que el interés del club ‘mirasol’, por algo fue que el defensor central quiso volver a su país.

En una entrevista al diario Ovación, el ex Danubio, Real Madrid, Beerschot, Mónaco, Valenciennes, 1860 Múnich y Maccabi Haifa reveló que “fue un mensaje de un Ángel guardián”.

Gary Kagelmacher explicó por qué volvió a Uruguay

Fuente: Gary Kagelmacher

El futbolista dejó atrás muchos años de carrera en el ‘viejo continente’, todo para aceptar el reto de jugar en un club que sabe lo que es ganar cinco Copas Libertadores. Si bien Gary es un futbolista con largo recorrido, si descartamos al Real Madrid, nunca había jugado en un equipo que peleara el torneo. A la base está que no ha levantado trofeos en Europa. En su momento su fichaje se había demorado y estuvo a punto de caerse ya que los belgas no querían venderlo hasta tener el reemplazante en su puesto.

“Fue una decisión personal”, comento el ex Kortrijk a Ovación. Vale destacar que Kagelmacher está casado y es padre de dos niñas. Estas tres llegaron sobre fines de febrero, tras algunos tramites en Bélgica. Dos semanas, casi tres más tarde, se dio el brote de coronavirus que comenzó a alertar a la población uruguaya. Su familia llegó antes de que en Europa y en América explotara el COVID-19.

Fuente: Gary Kagelmacher

El hoy defensor de Peñarol también comentó que la situación en Bélgica es peor que en el país charrúa y que vivían en un apartamento pequeño, por lo que se hubiese hecho más cuesta arriba la cuarentena y toda la situación que rodea a la población belga.

Una decisión que vale más que cualquier título

La vida y sobre todo el fútbol tienen esas cosas inexplicables, las mismas que te llevan a tomar decisiones. Muchas veces uno se equivoca a la hora de elegir y otras veces acierta, fue lo que le sucedió a Gary Kagelmacher y a su familia volviendo al país tras 12 años. Ya dejamos de lado como le irá en el aspecto deportivo. Ahora lo único que nos queda por saber es en que terminará esta situación global, lo cierto es que hay que quedarse en casa y sobre todo hay que cuidarse entre todos.