Justo Sánchez, Rampla, Cerro, The Best
Fuente: Youtube

Un uruguayo estará nominado al The Best de la temporada 2018/19 y no es exactamente por patear una pelota. Justo Sánchez, está entre los tres finalistas que se pueden llevar el Premio a la Afición 2019. Dicho galardón se otorga a aquellos que hayan brindado grandes momentos o gestos que son dignos de aplaudir dentro del fútbol. Un jurado especializado fue quien cortó la lista y decidió la terna, sin embargo el voto lo tendrán los hinchas del fútbol en todo el mundo. Hay tiempo para votar hasta el 23 de setiembre, día en el que se entregarán todos las distinciones. Te contamos su historia a continuación.

Cerro vs Rampla: el clásico de la Villa del Cerro

El padre que cruzó de vereda: un caso que fue furor en Uruguay
Fuente: ADLATINA

En Uruguay el fútbol se vive de otra manera. Sudamérica es un continente en el que el fútbol es sinónimo de pasión, en el país charrúa siempre hay un picante extra. El jugador uruguayo es reconocido por su entrega y sus hinchas no se quedan atrás. En Montevideo hay casi un millón y medio de habitantes, mientras en el largo y ancho del país son casi 3.5 millones de habitantes.

La capital tiene muchísimos equipos, la liga uruguaya es más montevideana porque la gran mayoría salvo tres, se desempeñan allí. Los que cuentan con más hinchas son Peñarol y Nacional, mientras los demás se los reparten entre el resto de los “equipos chicos”.

Dentro de esta clase de clubes hay un clásico por excelencia, el Cerro-Rampla. Un Derby de barrio, ambos clubes viven en la misma periferia y tienen una rivalidad de toda la vida, se podría decir que con la misma intensidad que los Peñarol-Nacional, por si fuera poco, la Villa del Cerro se divide en dos, la mitad albiceleste y la otra parte verdirroja.

LEA TAMBIÉN:  Afición peruana, ganadora en los Premios The Best

Justo Sánchez, el amor por su hijo fue más grande que los colores

En 2016 Justo Sánchez era fanático de Cerro, mientras su hijo Nicolás, todo lo contrario, hinchaba por Rampla Juniors. Este último en dicho año venía de ver a su club como era una costumbre, sin embargo perdió la vida en un accidente de tráfico. 

A Justo le cambió la vida por la pérdida de su hijo, como a cualquier progenitor, aunque este hizo un gesto que hasta el día de hoy mantiene. Decidió desde ese día ir a ver todos los partidos de Rampla Juniors, siendo fanático de su máximo rival, todo para la pasión de su hijo estuviera presente en los partidos de su equipo. Vale destacar que Justo Sánchez tiene una bandera que dice: “Nico siempre presente”.

Aquí si bien hay un premio de por medio, Justo ya ganó y su hijo desde el cielo también.