Jugador es despedido por picar y errar un penal

Se trata del delantero venezolano Brendix Parra, quien ejecutó un penal decisivo a lo Panenka, de muy mala manera, y su equipo fue eliminado de la Copa Sudamericana.

Ocurrió el pasado martes 16, cuando Independiente de Campo Grande (Paraguay) quedó fuera de la segunda competición internacional más prestigiosa -a nivel clubes- organizada por CONMEBOL.

El Inde disputaba su primera copa después de haber descendido a Segunda División y forzaba a La Equidad (Colombia) a definir la clasificación a la siguiente fase con una definición por penales tras dos igualdades en cero. Pero algo no salió como Mario Jara ni sus dirigidos esperaban…

MALA DECISIÓN

(Fuente: Paraguay en Noticias)

La serie la inauguró Carlos Peralta con un preciso remate al ángulo izquierdo del portero Morel, que nada pudo hacer, y La Equidad se puso en ventaja. Luego llegó el turno del experimentado José Baez, que la tiró a las nubes y dejó a Independiente abajo en el marcador. Stallin Motta amplió la diferencia para los locales, pero Claudio Vargas se encargó de reducirla con un furioso remate. Morel apareció para taparle el tiro a Armando Vargas y los paraguayos tenían la posibilidad de igualar las acciones en un momento clave de la serie. Hasta que…

Brendix Parra, que en 2016 abandonó Venezuela en medio de la crisis para continuar su trayectoria en Paraguay, tomó el esférico, lo colocó en el punto penal y se paró a escasos metros para darle casi sin carrera. Él estaba decidido a picarla, a lo Panenka, a lo “Loco” Abreu, pero su remate fue débil, displicente, tanto que el guardameta Novoa lo tapó ¡con el pecho!

La serie siguió, cada equipo desaprovechó una oportunidad más y La Equidad se quedó con la definición por 4 a 3, pero en El Inde ya se estaban haciendo eco de lo que había ocurrido con Parra.

LEA TAMBIÉN:  Ezequiel Barco cumple 20 años, ¿llegará a estrella?

¿BUENA DECISIÓN?

(Fuente: Fútbol Red)

Horas después de la eliminación de Independiente, Eriberto Gamarra (presidente del club) tomó la determinación de despedir al delantero por su penal errado, echándole toda la responsabilidad de la caída ante La Equidad. Además, aseguró, en una radio local, que la determinación del jugador no solo le costó al equipo avanzar a la siguiente fase, sino también significó una pérdida de 200 mil dólares para la institución y de 30 millones de guaraníes en premios para cada uno de sus compañeros.

“Es una situación muy difícil, pero la vida sigue, el fútbol sigue y vamos a seguir hacia adelante”, declaró el venezolano después de haber sido notificado de su despido.