Jorginho abrió el marcador frente al Brighton. Fuente: @masonmount_10

Cheslsea y Brighton se enfrentaron hoy en Stamford Bridge por la séptima jornada de la Premier League, donde los brasileños Jorginho y Willian hicieron su aporte en la red para que los ‘blues' se llevaran el triunfo.

El encuentro fue de por sí muy parejo, dinámico y tuvo muchas llegadas desde ambos lados, pero no fue hasta los 50′ que se abrió el marcador. En esta ocasión fue Jorginho, quien a través de un penal puso al Chelsea por encima en el marcador. Exactamente 26 minutos más tarde, y luego de una carambola, William pudo sentenciar un partido que igualmente fue complicado para los ‘blues'.

Ambos jugadores firmaron grandes actuaciones. Por su parte, Jorginho supo mantener el control rítmico del equipo con buenos pases y asociándose con sus compañeros. Willian supo ser letal en el uno contra uno gracias a su ya conocida habilidad con el balón.

Fuente: Evening Standard
Willian sentenció el encuentro. Fuente: Evening Standard

Si nos remitimos únicamente a las actuaciones de ambos conjuntos podríamos decir que fue un gran partido en materia de buen fútbol. Por parte del Chelsea, desde la llegada de Lampard, hemos podido ver una nueva filosofía plasmada sobre el terreno de juego. Desde la presión constante que impone en la salida del rival, la posesión de la pelota en un equipo del todo ancho, hasta la presencia de caras nuevas, como los jóvenes Mount, Tomori o Abraham.

El caso de Brighton es muy diferente. Graham Potter, quien también es una novedad en el club, busca a través de un 3-4-3 del todo interesante la posesión de la pelota en forma de triangulaciones y, al contrario que el Chelsea, intenta llegar al arco rival de forma lenta pero segura. La idea de Potter se sustenta además con dos mediocampistas de muy buen pie como lo son Stephens y Bissouma.

Ficha técnica

Chelsea (4-3-3): Kepa; Azplicuetta, Christensen, Tomori, Marcos Alonso, Barkley (Kovacic, 68′), Jorginho, Mount, Pedro (Hudson-Odoi, 63′), Willian y Abraham (Batshuayi, 84′).

Brighton (3-4-3): Ryan; Webster, Dunk, Burn, Montoya, Bissouma (Bong, 46′), Stephens, Alzate, Mooy (Connolly, 65′), Groß y Maupay (Murray, 79′).