Jaime Alvarado y Yéiler Góez, los aciertos de Arturo Reyes

Fuente: www.sub20chile2019.cl
Fuente: www.sub20chile2019.cl

La selección Colombia Sub-20 va ciertamente en ascenso en el Sudamericano de la categoría. Su tambaleante inicio se ha visto, en cierta medida, mejorado en los últimos encuentros. El profesor Reyes parece haber encontrado soluciones a parte de sus problemas, teniendo pendiente la efectividad de cara a gol. Principalmente, el combinado cafetero ha destacado por su solidez defensiva. Aun así, su mejoría colectiva ha estado determinada por tres nombres: Jaime Alvarado, Andrés Balanta y la recuperación de Yéiler Góez.

Los problemas de Colombia no han sido defensivos. De hecho, es el conjunto con mejor récord en cuanto a goles recibidos del torneo. Únicamente ha recibido tres tanto en ocho partidos jugados. Este dato se entiende a partir de la pareja de centrales: Carlos Cuesta y Andrés Reyes, y ocasionalmente Carlos Romaña.

Fuente: www.sub20chile2019.cl
Fuente: www.sub20chile2019.cl

En realidad, los problemas en Colombia fueron, desde un inicio, la composición del medio campo y la definición de sus delanteros. Acerca de lo segundo, Reyes sigue sin darle la vuelta al dilema. De acuerdo con los datos proporcionados en transmisión, la selección necesita más de 20 remates por cada gol que marca. Números altísimos que muestran la baja — nula — aportación goleadora de sus delanteros.

Ensayo y error

El problema restante, y el central del presente texto, radica en el mediocampo. Desde el comienzo del torneo, el equipo ha tenido déficit en la tenencia del balón y en su buen uso. Para conseguir subsanar esto, Reyes ha intentado con diferentes nombres y diferentes disposiciones. Y, para alegría de los suyos, parece haber encontrado la llave mágica.

La pareja de centrocampistas empezó con Yéiler Góez y Gustavo Carvajal como base de una línea de cuatro. De inicio, el combinado cafetero mostró los problemas mencionados. Carvajal brindaba equilibrio defensivo y músculo, pero quedaba corto en su aportación creativa. Este tándem debe cambiar para el tercer encuentro, pues Góez sufre molestias físicas.

LEA TAMBIÉN:  David Ospina: así ha sido su carrera profesional
Fuente: www.eltiempo.com
Fuente: www.eltiempo.com

Así, ingresa Balanta para el siguiente partido y se junta con Carvajal. La pareja, quizás aún más que la anterior, muestra sus limitaciones para producir juego. Esto lleva a Reyes a su primer acierto.

De acierto en acierto

Jaime Alvarado entra como titular para el partido ante Brasil por el hexagonal final. En este encuentro, el jugador del Hércules destaca por su aportación en defensa y, sobretodo, en distribución. Con pases de primera intención y una visión notable, Alvarado se ganó el puesto.

Así se mantiene la figura para el partido contra Argentina. Reyes, ante la dificultad que se mantenía, decidió tocar la pizarra. Cambió la figura, de tal manera que el mediocampo se conformó por tres volantes centrales y dos extremos. La decisión, sin duda, tuvo su recompensa, especialmente en el choque ante Venezuela.

Fuente: www.sub20chile2019.cl
Fuente: www.sub20chile2019.cl

El mencionado acierto se da, principalmente, por dos motivos. Primero, Reyes encuentra la manera de equilibrar las necesidades de su equipo. El balance y respaldo que da un mediocentro como Balanta se combinó de gran manera con la capacidad de Alvarado y Góez. El segundo, ligado con lo anterior, está en el retorno del capitán Góez, jugador de Atlético Nacional. El antioqueño se convirtió en el socio que reclamaba Alvarado y, a partir de sus botines, Colombia creció. La posesión fue mejor, la tenencia fue más productiva y segura, y los centrales no se vieron expuestos.

Ahora, con el mediocampo resuelto, falta ver si Reyes es capaz de encontrar la fórmula en ataque. Las oportunidades se agotan, pues queda un solo partido. Y es un partido decisivo para la clasificación al Mundial de la categoría en Polonia. Será difícil, sin dudarlo. Pero con dos aciertos sobre su espalda, el panorama no es tan oscuro como lo fue al inicio para Arturo.

LEA TAMBIÉN:  Everton se ganó a Yerry Mina en una subasta complicada