Mancini piensa en el futuro de la "azzurra". Fuente: Nazionale Italiana

No es extraño que jugadores argentinos sean tentados por la azzurra. En esta ocasión, el entrenador de la selección italiana, Roberto Mancini, piensa en Sebastián Driussi y en Ignacio Pussetto para cambiar el rumbo de la cuatro veces campeona del mundo. En la actualidad, Italia no pasa por su mejor momento y necesita cambiar de forma urgente.

Sebastián Driussi (22 años)

Driussi se desempeña en el Zenit de San Petersburgo desde hace dos años. Ya estuvo a las órdenes de Roberto Mancini cuando este dirigía en Rusia. El exjugador de River Plate fue parte del proceso juvenil de la Albiceleste: integró la Sub-17 y la Sub-20, aunque aún no fue llamado por la mayor. Con la Sub-20 logró el sudamericano de la categoría en el año 2015. En la actual temporada lleva 21 partidos, cinco goles y ocho asistencias. En su palmarés, entre otros trofeos, destacan la Copa Sudamericana y la Libertadores con el ‘Millonario’.

Ignacio Pussetto (22 años)

Resultado de imagen para ignacio pussetto udinese
Pussetto festejando su primer gol en Europa. Fuente: EFE

Su primera temporada en la Serie A está dando que hablar. Tras jugar varios años en la máxima categoría del fútbol argentino entre Atlético de Rafaela y Huracán, pegó el salto al Udinese por 8 millones de euros. Teniendo pasaporte comunitario y a base de grandes rendimientos, está siendo evaluado por el cuerpo técnico italiano. 12 encuentros en un conjunto que no marcha de la mejor manera y dos anotaciones lo ponen en la mira de Mancini. Su compañero Rodrigo de Paul fue llamado por Argentina, mientras que otro de sus colegas, Kevin Lasagna, fue convocado por Italia.

Otros jugadores italo-argentinos

Imagen relacionada
Massimo Oddo festejando la Copa del Mundo con Mauro Camoranesi. Fuente: Olé
  • Omar Sivori. Jugó para ambos seleccionados. En aquella ocasión fueron 19 encuentros para la Argentina y nueve para Italia. En Serie A fue un mito. Tras llegar desde River Plate jugó en el Napoli y en la Juventus. Entre ambos se vistió de corto 287 veces y anotó en 153 oportunidades.
  • Mauro Camoranesi. El de Tandil logró conseguir una Copa del Mundo. Fue en 2006 tras vencer a Francia en penales. Debutó de la mano de Trappatoni en 2003 y disputó 55 encuentros, convirtiendo cuatro goles. En el fútbol italiano jugó para la Juventus y para el Hellas Verona. Sumó 342 encuentros.
  • Franco Vázquez. Se hizo conocido en el Palermo. Sumó más de 100 apariciones con el Palermo. Con los sicilianos rindió de gran forma. El gran nivel y su descendencia por parte de madre lo convenció de jugar para la azzurra. Fue en el año 2015 cuando enfrentaron a Inglaterra y Portugal, ahora juega para la Albiceleste. Ya son tres los partidos disputados, todos de carácter no oficial. Veremos si lo confirma su país de origen o si lo vuelve a llamar su país adoptivo.