Conte, Inter, Champions
Fuente: @Inter

Inter 1-1 Slavia Praga fue el marcador final del cotejo debut de italianos y checos en la edición 2019-20 de la UEFA Champions League.

El San Siro se vistió de fiesta para el inicio del sueño de los Nerazzurri de volver a ser protagonistas en la principal competencia europea.

PUBLICIDAD

A 10 años de la última consagración de los interistas como los mejores del viejo continente, el Slavia Praga aparecía como un rival asequible. Mucho más teniendo en cuenta que al Grupo F lo completan Borussia Dortmund y Barcelona.

Sin embargo, los locales debieron regar el césped con sangre, sudor y lágrimas para lograr un empate in extremis. Una igualdad que -por lo visto en el campo de juego- supuso un premio excesivo para los dirigidos por Antonio Conte.

Inter 1-1 Slavia Praga: ¿Y los uruguayos?

Imagen
Fuente: Inter FC

El entrenador italiano optó por construir la defensa con una línea de tres compuesta por D’Ambrosio, el holandés de Vrij y el eslovaco Škriniar, dejando en el banco de suplentes a Diego Godín y toda su experiencia europea.

El zaguero oriental acumula 101 minutos en las tres fechas que se llevan jugadas del Calcio, tras las que el Inter es el único líder de la clasificación. “El Faraón” debutó en la segunda jornada ante Cagliari ingresando por Antonio Candreva a los 79′. Ante Udinese, el pasado sábado, fue titular y completó la totalidad del tiempo de juego.

Por su parte, Matías Vecino formó parte de la oncena titular ante Lecce y Cagliari (aunque fue sustituido a los 66′ y a los 69′, respectivamente) e integró el banco de relevos ante Udinese.

Ambos seleccionados uruguayos fueron suplentes hoy en una contienda que, en la primera parte, tuvo llegadas de peligro para uno y otro arco. A pesar de ello, finalizó con el marcador cerrado, realidad que comenzaba a preocupar a los tifosi en las tribunas.

Una noche para el olvido

Inter 1-1 Slavia Praga
Fuente: Slavia Praga

Mayor fue la desazón cuando, en el minuto 63′, el nigeriano Peter Olayinka aprovechó un rechazo de Handanovic ante remate de Masopust para abrir el score.

De allí en más, los visitantes tuvieron alguna oportunidad de aumentar la ventaja y el Inter fue una canción desesperada en la búsqueda del empate.

La igualdad arribó en el segundo minuto de descuento cuando Nicolò Barella empalmó de derecha un balón que se había estrellado en el horizontal tras un tiro libre de Sensi.

UCL, Inter-Slavia Praga 1-1: Barella nel finale trova il pareggio
Fuente: Inter FC

Para el Inter fue una cosecha muy pobre para lo que se pensaba en lo previo y una recompensa desmedida para lo mostrado en la cancha.

¿Dónde están los uruguayos? Una pregunta que seguramente, después de una noche para el olvido, muchos se hagan en Milán.

En tal sentido, es muy probable que Godín y Vecino tengan nuevas chances en el Scudetto y digan presente en el próximo compromiso por UCL. Es que los espera nada más ni nada menos que el Barcelona y en el Camp Nou.