Ignacio Fideleff, de ruta por el norte de Europa

Fuente: Calcio Fanpage.

Ignacio David Fideleff se convirtió en el primer -y, hasta hoy, único- futbolista argentino en fichar por un club de la liga de Islandia. ¿Que fue lo que llevó a Ignacio a mudarse al país nórdico?

Fideleff nació futbolísticamente en el club Newell’s Old Boys de Rosario. Le tocó tener su debut soñado en el año 2008, en un partido ante Lanús en donde él mismo marcó un gol de cabeza que decretaría el empate final 1-1. Luego de mantener un nivel de juego alto, en 2011 el Nápoli se haría con sus servicios por una suma cercana al millón y medio de euros. En su primer semestre con el conjunto italiano jugaría tan solo 4 partidos que le alcanzarían para formar parte del plantel campeón de aquella Copa de Italia.

PUBLICIDAD
Fideleff en uno de sus pocos partidos con Nápoli. Fuente: Mundo D.

A mediados de 2012 comenzaría una larga lista de cesiones que lo tendrían a Fideleff viajando por todo el mundo ya que en Napoli jamas sería tenido en cuenta. La primera de sus estadías fue en el Parma. Su paso por el conjunto I Crociati sería para el olvido ya que tan solo disputó 1 partido. Luego llegó el turno de ir a Israel, más precisamente al Maccabi Tel Aviv en donde solo estaría 4 meses cedido y jugaría 7 partidos, coronándose campeón de la liga local.

Luego de otras dos cesiones más (Tigre de Argentina y Ergotelis de Grecia) el jugador quedaría libre del Napoli y ficharía con el Nacional de Paraguay. Su paso por Paraguay también fue flojo ya que tan solo estuvo 6 meses en el club paraguayo para luego rescindir su contrato por una lesión que lo tuvo a maltraer a mediados de 2016 y nunca le permitió jugar en óptimas condiciones.

Su presentación en el Parma. Fuente: Zimbio.

Estaría inactivo durante un largo tiempo hasta que a principios de 2018 se produjo un hito histórico. Un agente alemán le trajo una propuesta del fútbol islandés y así fue como Ignacio, convencido de recuperarse de su lesión de meniscos, firmó con el Íþróttabandalag Vestmannaeyjar (más conocido como ÍBV) de la primera división de aquel país y se convirtió en el primer futbolista argentino en firmar con un club de Islandia. Pero la noticia estuvo en que, a pesar de haber sido el primer argentino en fichar allí, Fideleff nunca logró jugar un partido oficial con el ÍBV.

Firmando su contrato con el ÍBV. Fuente: Infobae.

El club islandés se encuentra en la modesta ciudad de Heimaey, una pequeña isla frente a la costa sur de Islandia de tan solo 4 mil habitantes. Allí la vida era muy distinta a la que Fideleff estaba acostumbrado y los problemas empezaron a surgir con el embarazo de su esposa.

La inexistencia de cobertura médica, la gran distancia que los separaba del único hospital, la dificultad de respirar que traía la cercanía del club con los volcanes y la falta de doctores aptos para controlar un embarazo hicieron que Fideleff tomará la decisión de rescindir su contrato con el club islandés antes del inicio del torneo local y el jugador dejó el país nórdico sin disputar ningún minuto oficial.

Estadio del ÍBV. Fuente: FutGoal.

Actualmente Fideleff, un auténtico trotamundos, se encuentra defendiendo los colores del PS Kemi Kings en la Veikkausliiga (Primera División de Finlandia). Allí comparte equipo con otro compatriota argentino, Sebastián Rusculleda, y ambos intentarán salvar del temido descenso al conjunto finlandés (se encuentran en la última posición con 9 fechas por disputar).