Hernán Pérez y Piatti ponen al Espanyol a la altura del Real Madrid

Los jugadores del Espanyol celebrando el gol de Hernán Pérez. Fuente: La Liga

El nuevo proyecto del conjunto barcelonés ha empezado por todo lo alto. Los pupilos de Joan Francesc Ferrer, más conocido como Rubi, han comenzado como cañones. El jugador más talentoso del equipo, Sergi Darder, dijo antes de empezar la temporada que el objetivo era ganar la Liga, en un intento de que su equipo y su afición tuviesen unas expectativas altas y fuesen a por todas. Y vaya si lo están consiguiendo. Tras la victoria de este fin de semana por 3-1 ante el Villarreal están en puestos europeos, a un punto de su eterno rival (el Barcelona) y a dos del liderato. Los latinos Hernán Pérez y Piatti vieron portería.

Como viene siendo de costumbre, el Espanyol salió a por todas y firmó unos primeros 20 minutos soberbios, culminados por un bonito gol del paraguayo Hernán Pérez a pase de Borja Iglesias. A partir de aquí, el dominio fue todavía a más y los periquitos tenían el balón. Cierto es, de todas maneras, que a partir del minuto 20 y hasta la media parte no tuvieron demasiado acierto de cara a puerta, pero evitaron cualquier internada peligrosa del submarino amarillo. Justo antes del descanso y en una jugada muy enrevesada, el Villarreal empató el partido mediante un disparo seco del africano Toko Ekambi. Media parte y un resultado injusto por lo que se ha visto sobre el verde.

 

Hernán Pérez dedicando su gol a su futuro hijo. Fuente: La Liga

La segunda parte no cambió. El equipo local siguió jugando a las mil maravillas y sometiendo a su rival, aunque como al final de la primera parte con poco acierto en los metros finales. Hasta que apareció el ya mencionado Sergi Darder para meter un derechazo al fondo de la red de Asenjo a pase del canterano Melendo a diez minutos del final. Con el Villarreal volcado al ataque buscando el empate, el argentino Pablo Piatti anotó el definitivo 3-1 ya en el tiempo añadido. Un Piatti que había entrado al campo minutos atrás en sustitución del otro goleador latino, Hernán Pérez. Destacar la presencia en el Espanyol de Leo Baptistao, que también entró en la segunda parte. Por parte del Villarreal jugaron el argentino Ramiro Funes Mori (los 90 minutos) y el colombiano Carlos Bacca (entró en la segunda mitad).

Pablo Piatti también será padre pronto y optó por la misma celebración. Fuente: RCDEspanyol

El Espanyol puede soñar en grande tras este inicio esperanzador. Han hecho de su estadio un fortín (4 victorias de 4) y hasta este fin de semana eran el único equipo que no había encajado ningún gol en casa. Además, jugando un fútbol vistoso y agradable. Contra el Villarreal tuvo un 56% de posesión con 28 disparos, 12 de los cuales a puerta. Todo esto sumado a que es el cuarto equipo que menos goles encaja. La única duda es si aguantará toda la temporada, pero como mínimohan devuelto la ilusión a unos aficionados que llevaban muchos años esperando un proyecto como el de Rubi al que aferrarse.