Guillermo Molins, Malmo, Lugano
Fuente: FF Malmo

El sueco con ascendencia uruguaya, Guillermo Molins, anotó el gol de la victoria del Malmo por la jornada número tres de la Europa League ante el Lugano de su coterráneo, Jonathan Sabbatini. El partido terminó con el resultado 2 a 1 a favor del conjunto sueco.

El tanto de Guillermo Molins

Los jugadores abrazan a Molins tras su gol Fuente: FF Malmo

Arribó a los 32 minutos del primer tiempo con un poco de fortuna. Su compañero, Soren Rieks, remató al arco desde el costado izquierdo del ataque del Malmo y el uruguayo desvió el balón con un taco, casi completando un rodeo sobre el balón, y este se metió por el poste izquierdo del arquero del Lugano. Un gol sin querer queriendo, al mejor estilo del “Chavo del 8”, con la autoría de Guillermo Molins. Es el séptimo gol que anota en esta temporada.

Los números de su partido

Disputó 77 minutos en donde marcó un gol, remató dos veces a portería, tocó 23 veces el balón y acertó el 75% de sus pases. Ayudó en defensa ganando dos de cinco duelos al ras del suelo y ganó el 100% de los enfrentamientos aéreos. Se movió por todo el frente de ataque, apareciendo por el medio como referencia de área, por la banda derecha o izquierda para hacer de una opción de pase para modificar el andamiaje de la ofensiva del Malmo.

Sabbatini no pudo contra Guillermo Molins

La imagen puede contener: 14 personas, personas de pie y texto
Fuente: FC Lugano

El todocampista y capitán uruguayo del conjunto suizo no pudo ante el accionar de su compatriota. Dijo presente todo el partido, acertó el 85% de sus pases y fue una opción de salida constante para el Lugano. Pero, la eficacia de sus compañeros no estuvo del todo fina. Un duelo que deja al Lugano en la última posición con un punto y el Malmo se mantiene en la tercera con cuatro puntos.