El coronavirus además de tomarse la vida de miles de personas se está llevando de a poco el fútbol en todo el mundo. Obviamente en todos estos países se han prohibido todo tipo de espectáculos públicos o que aglomeren una gran cantidad de personas. Todavía hay ligas que resisten, aunque se esté jugando a puertas cerradas.

Turquía, Ucrania y algunas de Europa del Este aún se mantienen en actividad. En Asia está parado. Digamos en un 90%, en el Norte de África esta todo suspendido, mientras en el centro y en el sur de dicho continente la pelota sigue rodando.

Gremio salió con tapabocas en protesta por jugar bajo el coronavirus

En América solo quedan pocos torneos pero no se sabe hasta cuando. Brasil continuaba como si nada, aunque sin público, pero se seguían jugando los campeonatos regionales, como el Carioca y el Gaúcho. Ayer Gremio salió con barbijos a disputar el encuentro ante Esporte Club de Sao Luiz.

Fuente: Getty Images

El duelo fue a puertas cerradas y finalizó con triunfo 3-2 para los dirigidos por Renato Portaluppi. Al poco tiempo de haber finalizado el juego, la CBF suspendió todas sus actividades hasta nuevo aviso. Esto incluye tanto al fútbol masculino como al femenino.

Esta medida es para todas las competiciones que estaban en curso como la Copa de Brasil, Campeonatos Femeninos, Campeonato Brasileño Sub-17 y la Copa de Brasil Sub-20. Todas serán suspendidas hasta nuevo aviso. Según informó la Confederación Brasileña de fútbol en el comunicado, esta resolución será tomada de forma individual por cada estado, hablando de los torneos regionales, ya que cada uno de estos tienen autonomía en esta clase de decisiones producto de ser organizado por ellos mismos. Esto decía el Presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol en el día de ayer:

«Conocemos y ASUMIMOS la responsabilidad del fútbol en la lucha contra la expansión del covid-19 en brasil» rogerio cabocio

Gremio se presentó con barbijos producto de estar en protesta por jugar en pleno brote del coronavirus. En México también se suspendió, falta ver que harán en Argentina y en Chile, donde todavía siguen jugando.