Gonzalo Vega, de debutar con Gallardo a buscar suerte en Hungría

Gonzalo Vega firmando por el Puskas Akademia. Fuente: pfla.hu

Gonzalo Vega es un futbolista uruguayo que se desempeña en el Puskas Akádemia del fútbol húngaro, al cual llegó proveniente de River Plate en enero de este año. En la primera división uruguaya debutó con Nacional en el año 2012, club dirigido en aquel entonces por Marcelo Gallardo.

Mediocampista ofensivo, surgido en las categorías inferiores del “tricolor” y con un largo paso por su país en clubes como Rampla Juniors y Sud América, su chance de emigrar al exterior se dio tras la visita de los ojeadores del Viejo Continente cuando se desempeñaba en el darsenero. Vega convirtió tres goles en tres partidos entre ellos uno a Peñarol, algo que llamó la atención de los enviados europeos.

No todo fue color de rosas en su primer año en Europa, las lesiones lo marginaron antes de comenzar la temporada. Lamentablemente, volvió a recaer de otra lesión previo a comenzar el actual torneo. Sus primeros minutos en Europa fueron hace cuatro días por la Primera División de Hungría, ingresando a falta de nueve minutos para el final del encuentro. El Puskás Akademia se encuentra noveno, estando cinco puntos por encima de la zona del descenso.

Gonzalo Vega debutó de la mano de Gallardo

Muchos se preguntarán que conexión tienen el entrenador del “Millonario” y el jugador uruguayo, hoy en el extranjero. Lo cierto es que el técnico argentino jugó una temporada en el club “albo”, previo a su retiro debido a un infortunio en la rodilla. Tras colgar las botas tomó las riendas para hacerse cargo del equipo. Fue en la campaña 2011/12 cuando Gallardo hizo que Gonzalo Vega tuviera sus primeros minutos en la primera división. Lo alineó en dos ocasiones, frente a Fénix y contra El Tanque Sisley, ambas saliendo desde el banco de los relevos. Fueron los únicos minutos del centrocampista con los “tricolores”.

Gonzalo Vega jugando para Nacional. Fuente: Nacional Official

Marcelo Gallardo en el día de anteayer logró una clasificación histórica frente a Gremio por la Copa Libertadores de América. En 15 minutos el elenco argentino dio vuelta una serie en Brasil que parecía imposible. Otra hazaña más de “Napoleón” Gallardo.