Se cerraba el último Grupo con el duelo del “morbo” entre Ghana y Uruguay. Ambos elencos definían que uno de los dos o ninguno pudiera clasificar a la siguiente fase de la Copa del Mundo de Qatar 2022. Un duelo que no se repetía desde Sudáfrica 2010 cuando por los cuartos de final fue La Celeste quien se impuso ante las Estrellas Negras. Te contamos lo sucedido en el encuentro de hoy.

PRIMER TIEMPO: URUGUAY LIQUIDÓ A GHANA EN MEDIA HORA

Diego Alonso por fin puso un equipo de carácter ofensivo y lo primero que se notó es que los jugadores salieron a comerse a los ghaneses. Ya de arranque forzó al error de su rival y no por nada antes de la media hora consiguió abrir el score. 

Pese al gran arranque uruguayo, Sergio Rochet le cometió penal a Mohammed Kudus a instancias del VAR y fue Andre Ayew quien no pudo ante el arquero de Nacional. El guardameta se tiró con todo su cuerpo hacia su lado izquierdo y paró como hace 12 años una pena máxima ante un delantero ghanés.

Uruguay pudo presionar alto y pudo robarle la pelota a Ghana y se plasmaría con el primer tanto del encuentro; Giorgian de Arrascaeta abrió el marcador tras una gran jugada colectiva en la que Luis Suárez definió ante el arquero Zigi y en el rebote apareció el “10” del Flamengo para poner el primer gol del juego. Fue el primer tanto para el “Cocho” en la Copa del Mundo y el primero para Uruguay.

Tras tanto ir, una nueva jugada colectiva celeste terminaría con un doblete para Giorgian De Arrascaeta, quien de volea calzó una asistencia de Luis Suárez y así tranquilizar a todos los uruguayos.

SEGUNDO TIEMPO: SIN GOLES, PERO PENSANDO EN EL COREA DEL SUR VS PORTUGAL

En el segundo tiempo Ghana quiso ir a buscarlo con modificaciones pero no les daría resultado aunque los futbolistas que iniciaron el complemento se destacaron con grandes ataques individuales.

Uruguay estaba más tranquilo con el resultado a favor y sabiendo que Corea del Sur no estaba pudiendo vencer a Portugal pese a que el resultado iba un gol por bando.

Pese a la tranquilidad charrúa, hubo varias instancias en la que el árbitro alemán desestimó dos penales; uno sufrido por Edinson Cavani y otro por Darwin Núñez, en el primero es donde hay una infracción mucho más clara en la que el colegiado ni siquiera se molestó en ir al VAR.

A falta de 10 minutos para el final del tiempo reglamentario, Corea del Sur anotaría su segundo gol ante Portugal y así eliminaba a Uruguay de la Copa del Mundo. Los uruguayos al saber esto fueron con todo al ataque pero no de una forma organizada, ya que los mismos estaban fundidos desde lo físico.

Finalizó el partido y los asiáticos vencieron a los portugueses, haciendo el dos y uno en la tabla de posiciones mientras Uruguay culminó tercero y Ghana cuarto. Un golpe duro para los charrúas que tienen en su técnico al gran responsable de este fracaso.