Fuente: Helvecia

El agente de Franco Israel, Pablo Boselli, fue entrevistado en el programa radial uruguayo Sport 890 y comentó que su representado podría ser convocado por la Selección Italiana. Al parecer, ante la no-participación de Uruguay en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, los Azzurros estarían pensando en el meta charrúa para dicha competencia.

El arquero de 20 años, es uno de los que más potencial tiene en el puesto. Su presente en el filial de la Juventus lo han puesto en el radar de muchos, en especial de la Nazionale. Además, ya sabe lo que es entrenar en el primer equipo con un baluarte en dicha posición como Gianluigi Buffón. Desde la entidad bianconera pretenden que el charrúa sea parte del primer equipo en breve.

En la entrevista ya mencionada, Boselli manifestó:

El uruguayo Franco Israel firmó por cinco temporadas con la Juventus - ECOS UY
Fuente: @GBG_Uruguay.

“Franco Israel tiene la invitación para atajar con la selección italiana Sub-23 que va a competir en los Juegos Olímpicos. Su prioridad es jugar en la selección uruguaya pero es un tema que tenemos que evaluar con él”

¿Que hará Franco Israel ante la invitación de Italia?

Como mencionó su representante, “tendrán que evaluarlo ya que el deseo del guardavallas es atajar por su Uruguay natal”. El nacido en Nueva Helvecia ha sido internacional con su país en las categorías Sub-17 y Sub-20, siendo este último en el mundial de Polonia 2019.

Balón Latino habló con Boselli y le preguntó si esta propuesta de Italia era una posibilidad concreta y viable a nivel de papeleo, este contestó: “Estamos viendo”.

Fuente: Helvecia

Vale destacar que no sería la primera vez en la que un futbolista jugase para un país en juveniles y posteriormente en mayores. Ha sucedido con casos de otros latinos como los de Diego Costa (España-Brasil), Edgar Castillo (México-Estados Unidos), Thiago Motta (Italia-Brasil), entre otros.

Sin dudas que Franco Israel tiene condiciones para ser el arquero de cualquiera de los dos países. Esa evaluación que manejan tanto él y como su representante, seguramente esté condicionada no solo con los papeles de nacionalidad y de más, sino también con la posibilidad de que en caso de jugar por Italia en los JJ.OO pueda cambiar a futuro si lo llama Uruguay.