Francia y Dinamarca jugaban el encuentro más atractivo del grupo D en el Estadio 974 por la segunda fecha de Qatar 2022. Los franceses tenían la chance de ya asegurarse un lugar en los octavos de final producto de su triunfo inicial ante Australia, mientras para los daneses la chance de volver a bajar a uno de los candidatos y ser líderes del grupo tras el empate ante Túnez sin goles.

PRIMER TIEMPO: FRANCIA LASTIMÓ PERO NO PUDO ABRIR EL MARCADOR

Dinamarca intentó meterse en campo francés a base de tener la posesión ante un elenco bastante pragmático como es el equipo de Didier Deschamps. Sin embargo la primera del encuentro llegaría por el juego aéreo a los 12 tras un corner de Antoine Griezmann pero tras un cabezazo la pelota quedó boyando. Minutos más tarde tendría que aparecer por primera vez Kasper Schmeichel, quien tapó con una estirada espectacular tras un cabezazo de Adrien Rabiot.

Francia no podía entrar jugando por abajo, por lo que llovían los centros de izquierda y derecha aunque los defensores daneses cuentan con bastante altura. A los 36′ nuevamente rematarían a puerta por intermedio de Olivier Giroud, pero la pelota salió lejos del palo izquierdo nórdico. La única que tuvo por el piso fue una clara de Kylian Mbappé tras un desborde desde la derecha pero la pelota la remataría desviada el delantero del Paris Saint Germain. El resultado se fue en silencio aunque merecieron mucho más los vigentes campeones.

SEGUNDO TIEMPO: FRANCIA Y DINAMARCA NOS REGALARON UN PARTIDAZO

Mbappé celebra el primer gol ante Dinamarca.
Fuente: EFE

El complemento comenzó de la misma manera pero a diferencia de la primera mitad, la chance llegó en un duelo por el medio de Kylian Mbappé en el que otra vez apareció Kasper Schmeichel enviando la pelota al córner. A los 60′ Antoine Griezmann madrugó al defensor y se fue de cara al gol pero la pelota se fue por encima del travesaño.

El gol llegaría enseguida a la última ocasión y fue tras una gran asociación entre Theo Hernández y Kylian Mbappé; el del PSG tocó para el del Milan y este devolvió para que la estrella del equipo definiera de frente al arco y así abrir el marcador.

Sin embargo, la alegría no le duró nada a la vigente campeona ya que Andreas Christensen metió un cabezazo como con el pie y venció a Hugo Lloris; un córner de Christian Eriksen de la izquierda y dos cabezazos en el área fueron igual a gol, sin dudas que tuvo un poco de responsabilidad el arquero del Tottenham.

Pero a Francia no le pesó y lo fue a buscar primero con Adrien Rabiot tras una gran tijera que se fue desviada. Pero los equipos con jerarquía no te perdonan y a los 87′ fue nuevamente Kylian Mbappé quien empujó la pelota como un buen “9” tras un centro con dirección al arco para sentenciar el partido.

El partido fue durísimo para Le Bleus pero terminó siendo triunfo por dos goles a uno y así sellando su pase a la siguiente fase de la Copa del Mundo. Por su parte, Dinamarca deberá vencer a Australia y esperar a ver que hace Túnez con Francia.