Everton se ganó a Yerry Mina en una subasta complicada

Yerry Mina ficha Everton

Yerry Mina cambió un color de su camiseta. En vez de lucir el grana de Barcelona, ahora jugará con el blanco que acompaña al azul del Everton. Hasta última hora era un enigma si su destino sería el club de Liverpool, pues en la recta final también llamaron a su puerta el Manchester United y el Olympique Lyon.

En todo caso, Mina sacó frutos de su buen Mundial. Antes de la gran cita, el Barcelona tenía pensado prestarlo al remoto y exótico Fenerbahçe FC de Turquía, ya que difícilmente recibirían los 11 millones que habían pagado por él en invierno, y Valverde no le tenía cupo en el plantel. La negociación se acabó con el tercer gol de Yerry en el Mundial, no porque el equipo turco se arrepintiera, sino porque el Barcelona entendió que podía sacar caja con el colombiano.

A partir de ahí empezaron las especulaciones. Boca Juniors preguntó por él, pero adquirirlo era imposible y el jugador no tenía pensado salir de Europa. Liverpool coqueteó un par de semanas sin propuestas serias y, finalmente, Manchester United soltó la bomba con una propuesta de 30 millones de euros. El Barcelona pidió 40 y el equipo red desistió esperanzado de que los culés bajaran la cifra.

En esas Valverde declaró que Mina era bienvenido y que esperaba ver lo mejor de él, pero sus palabras sonaron más a elogios respetuosos que a una petición para que Yerry se quedara. Mientras en Manchester preparaban una ofensiva final, el Everton se aventajó y entró en la puja, al igual que el Olympique Lyon.

Llegó la semana final para la Premier en el mercado de fichajes (que cerró el jueves 10 de agosto a las 00:00 hora Londres) y tanto Everton como Manchester United apuraron trámites. La decisión final fue de Mina. Se vistió de azul porteño porque ese club lo buscó más y porque José Mourinho, DT del United, cambió de opinión frente al fichaje del colombiano.

Al final, Yerry cambió de club y el Barcelona se quedó con 30 millones de euros más 1,5 en variables. En total, el club culé se puede llevar un beneficio de 20 millones en todo el asunto de Mina (compra al Palmeiras incluida), mientras que al colombiano le sirvió vestir de azulgrana para conseguir prestigio y crecimiento como jugador. Su ahora exclub tiene una opción de recompra de 60 millones de euros, por lo que la pregunta que resta es ¿volverá Yerry Mina al Barça?