Para cerrar las actividades de la primera jornada del Grupo B, el Estados Unidos vs Gales dejó todo abierto en los planes de clasificación de ambos seleccionados nacionales, pensando en la lógica de los cruces. Este duelo de los dos evidentes contendientes al segundo boleto del grupo (Inglaterra favorita) fue la manera de acabar con el fútbol de lunes en Qatar 2022. 

Primer tiempo: una jugada fue suficiente

En un inicio lo que se destacó en el encuentro fue el ámbito físico. Ambos buscaron imponerse en ese sentido, situación que provocó dos amarillas tempraneras para la selección de los Estados Unidos (Sergiño Dest y Weston McKennie). Sin embargo, quedaron claras las apuestas de ambos equipos. Estados Unidos quiso tomar el balón, mientras que los europeos apostaron todo a un contragolpe, fieles al estilo que les trajo varias glorias recientes.

En los primeros 20 minutos los porteros no fueron exigidos y fue hasta que Joe Rodon casi marca autogol.Y en la continuación de dicha jugada Josh Sargent casi anota tras un pase de Timothy Weah. La única de real riesgo en cualquiera de los dos arcos. El juego continuó con la apuesta física y fue hasta el minuto 36 que el combinado americano frotó la lámpara vía su referente. En aquella jugada el futbolista del Chelsea tomó el balón en 3/4 de cancha y tras el movimiento de su centro delantero… le puso la asistencia para el 1-0. En esos momentos la defensa de Gales estaba desacomodada y por ello Timothy Weah les ganó la espalda y definió de primera ante la salida de Wayne Hennessey

Segundo tiempo: Gareth Bale al rescate

Por obviedad de razones, para la segunda partes Gales salió con mucha más agresividad y por ciertos momentos ellos son los que poseyeron al esférico. Esto último también generado por la ventaja que los pupilos de Gregg Berhalter sabían que tenían. Se jugó mucho más en el lado estadounidense, sin embargo no hubo un extra de virtud del equipo capitaneado por Gareth Bale.

Después de la hora del partido la señora fortuna comenzó a jugar en favor de los representantes de CONCACAF. Primero fue una atajada de Matt Turner a cabezazo de Ben Davies. Y en la jugada que le siguió, el mismo arquero salió terriblemente y solo porque Kieffer Moore no atinó a la portería en su remate de testa… no se hizo presente el 1-1. 

Pero ya cuando todo se volvía oscuro para los europeos, una pena máxima (falta de Walker Zimmerman) les salvó en su primer compromiso de esta copa del mundo. Esto gracias a una falta imprudente y totalmente generada por el delantero del LAFC. Al minuto 82 el mismo ‘Ciclón Galés’ canjeó esa falta por el empate y así sumaron el primer punto de su selección desde Suecia 1958. 

En este Estados Unidos vs Gales ninguno de los dos equipos fue capaz de tomar ventaja en miras de los octavos de final, por lo que buscarán su boleto en los siguiente 180 minutos de mundial, cuando encaren a ingleses e iraníes en sus respectivas jornadas. En la fecha dos Gales enfrentará a los de Irán y Estados Unidos se medirá vs Inglaterra el próximo viernes.