En el día de ayer se terminó de jugar la sexta fecha del Torneo Apertura de Primera División en Uruguay. El encuentro con más goles de la fecha entre Cerro Largo y Liverpool tuvo varias peculiaridades, entre ellas los cuatro goles de Enzo Borges.

Sin embargo, esto no fue lo único que sucedió; el riverense anotó un póker en 20 minutos, siendo el segundo jugador en lograr dicha marca en el balompié charrúa, pero lo peor de todo es que los negriazules comenzaron ganando 2-0. El resultado final fue de 4-3 en favor de los ‘Arachanes'.

Imagen
Fuente: Cerro Largo

Sin dudas que fue el ‘Día D' el capitán del conjunto de Melo en una jornada que no olvidará jamás. Sí bien no le alcanzó para hacer historia, puso su nombre en una selecta lista de futbolistas que lograron anotar de a cuatro tantos en un solo partido.

Enzo Borges hizo cuatro goles en 20 minutos

El partido se le hacía cuesta arriba a un Cerro Largo que caía 0-2 a los 16′ de la primera mitad. Sin embargo, su capitán, pondría el descuento a los 21′ tras una apresurada salida del arquero y definiendo así a arco vació. A los 37‘ minutos más tarde igualaría las acciones en una jugada similar, solo que esta vez la punteó ante la salida de Mehring. Pero no fue todo; dos minutos más tarde recibió y de media vuelta definió abajo contra el palo para dar vuelta el partido y a los 41‘ pondría el 4-2 y su cuarto personal de cabeza tras un centro desde la derecha. Así como lo ven, ver para creer, cuatro tantos en 20 minutos. Para mejor el resultado final fue de 4-3 en favor de Cerro Largo.

Es el único futbolista en lograr un póker en el primer tiempo en la historia del fútbol charrúa.

Agustín Gutiérrez sigue con el récord absoluto del fútbol uruguayo

gutierrez.jpg
Fuente: Por Decir Algo

Sí lo de Borges parece excepcional, aún así no le alcanzó para tener el primer puesto de Agustín Gutiérrez, le faltaron tres minutos. El hoy futbolista de Rampla había logrado este póker jugando con la camiseta de Racing en 2014 ante Danubio, ese día fue triunfo 4-2 de ‘La Escuelita. Lo curioso fue que el atacante partió desde el banco de los suplentes ingresando a los 60′ y marcando a los 78′, 89′, 94′ y 96′.