Emiliano Sala, descansa en paz

416

Llegó el momento que pensé que no iba a llegar. Me toca despedirte, goleador. Desde el momento que leí que el avión que se perdió te trasladaba a ti, se produjo un vacío grande en mí, como en toda tu familia, amigos, compañeros y el mundo entero del fútbol. La esperanza seguía intacta, teníamos mucha fe en que ibas aparecer y cumplir tu sueño de romper las redes inglesas. Lastimosamente no pudo ser y ahora te convertiste en el centrodelantero del equipo de Dios.

Decidido desde chico

A los cuatro años ya sabías que querías ser futbolista. Comenzaste tus pasos en el Club San Martín de Progreso y allí permaneciste hasta tus 15 años, cuando diste el salto al Proyecto Crecer. Un proyecto que, de tener buenos rendimientos y proyección, te brindaba la posibilidad de jugar en el Bordeaux de Francia. Vaya si tenías condiciones para jugar en el fútbol del viejo continente, que en 2010 ya te encontrabas allí, buscando cumplir uno de tus sueños. Lo más doloroso fue dejar a tu familia, cruzar el charco solo, pero con una valija llena de sueños y gritos de gol.

Fuente: Cba24n

Camino Difícil

No fue fácil llegar al primer equipo, pero si hay algo que te caracterizaba es que nunca te dabas por vencido. Sabías que con paso firme, entrenando correctamente, con humildad y respeto –algo a Emiliano nunca le faltó- tu momento iba a llegar. En 2012 un club de la tercera división, llamado US Orléans, preguntó por vos y allá fuiste, a cumplir tu sueño.

Debut profesional

El 3 de agosto de 2012 es una fecha que no va a olvidar nadie, fue el día en que pisaste el verde de manera profesional. Ese día comenzó tu legado, un legado lleno de goles, asistencias y sobretodo garra y corazón. Un campeonato entero, llenando de alegría a la gente del Orléans, te valió la oportunidad de dar un nuevo salto y llegar a la Ligue 2 para vestir la camiseta del FC Chamois Niort. En 37 cotejos marcaste 19 goles siendo el goleador del equipo. Vaya manera de empezar.

Fuente: Orleansactu.fr

Etapa en Niort

Cuatro partidos pasaron para que marcases tu primer gol y las gradas comiencen a entonar “OH OH EMILIANO SALA”. Si le habrás puesto todo lo necesario en tus partidos, que con solo una temporada te volviste parte de la historia del FC Chamois Niort al marcar 18 goles, convirtiéndote en el máximo goleador histórico del club en una sola campaña. 40 partidos y 20 goles fueron tus números en la Ligue 2. Primeros dos años como profesional y ya dejabas una huella más que importante.

Fuente: Mercato365

Oportunidad en Bordeaux

En el 2014 el club que te permitió la oportunidad de llegar al viejo continente, tras ver tus rendimientos en los anteriores equipos, te brindó la posibilidad de vestir sus colores y debutar en la Ligue 1. Ya al segundo partido marcabas tu primer gol con el Girondins y nada más ni nada menos que al AS Mónaco. Defendiste 13 veces la camiseta del Bordeaux y saliste nuevamente a préstamo, esta vez al SC Caen.

Fuente L´Équipe

Seis meses en Caen

Cinco goles en 13 juegos fueron tus números en un club que te recordará siempre. Gracias a vos, a tu entrega y a tus goles, lograron quedarse una temporada más en la élite del fútbol francés. En 2015 llegaría un nuevo cambio en tu vida, dando comienzo a un nuevo camino que dentro del fútbol no se olvidará. Ese año te ficharía el FC Nantes y el resto, es historia.

Fuente: BBC

Etapa gloriosa en el canario

Tu temporada más floja fue la primera, con solo seis goles en 35 partidos. Pero es entendible: llegar a una nueva ciudad, nuevos compañeros, nuevos objetivos y las ganas de cumplir siempre, jugaron una mala pasada. Pero todo en la vida se empieza desde abajo. Llegaría la temporada 2016-2017, donde te destapaste. Anotaste 15 goles en 39 partidos, logrando tu mejor registro hasta al momento. Fue en esa etapa donde tu nombre comenzó a girar por los diarios franceses y argentinos.

Fuente: Flio News

Todos se preguntaban: “¿quién es Emiliano Sala, el argentino que está dejando su marca en el FC Nantes?” No les hizo falta investigar mucho para conocerte, porque vos mismo te encargaste de ello. A la siguiente temporada, la volviste a romper. 14 dianas en 38 encuentros con la camiseta amarilla.

Fue en ese momento cuando me tocó colocarte en un XI IDEAL de los latinos en la Ligue 1. Varios me preguntaron: “¿Por qué lo colocas? Si no ganó nada”, pero quizás no sabían que vos te ganaste el cariño de toda la ciudad de Nantes, de los hinchas del Caen, Bordeaux, Niort y Orléans. Que eso vale mucho más que un simple trofeo que se guarda y hasta olvida en una vitrina.

Fuente: Twitter de FC Nantes

Último año

Comenzó la segunda mitad del 2018 y tu nivel llegó a un esplendor de Selección Argentina. Una oportunidad que estaba cerca, pero no puedo ser. En la mitad de partidos igualaste tu registro de la temporada pasada en Ligue 1, ya que en 19 juegos marcaste 12 goles y te codeabas con las máximas figuras del fútbol mundial. Ese nivel que tenías te llevó a cumplir un sueño, que lastimosamente no llegaste a disfrutar. Tu sonrisa en las fotos con la casaca del Cardiff City, club que desembolsó una cifra histórica de 17 millones de euros, trasmitía un mensaje de alegría y emoción. Era la sonrisa de un niño que estaba viviendo lo que siempre soñó.

Fuente: Cardiff City

Tu humildad y el amor que sentías por tus compañeros, no te permitía irte sin despedirte de la mejor forma con ellos. Volviste a Nantes, los saludaste uno por uno y le buscaste un lugar a tu fiel compañera Nala, tu perra. Lo que nadie sabía es que sería tu último momento con nosotros. Emprendiste tu camino de regreso a Cardiff, pero Dios quiso que comandarás con tus goles y entrega, el equipo de los cielos.

Fuente: Caras-Perfil

¡Descansa en paz, Emiliano Sala! Se va a extrañar tu sonrisa en cada grito sagrado de gol.