Ponce
La presentación del delantero en el club chino | Fuente: Zhejiang Yiteng

Tras un breve paso por el fútbol australiano, Emanuel Ponce volvió a escoger un destino poco habitual: jugará en el Zhejiang Yiteng de la tercera división china. Sus características lo convierten en un refuerzo interesante para el club, el cual se ubica en la octava posición tras 25 fechas disputadas.

El atacante chileno surgió de las inferiores del Santiago Morning. En busca de una mayor actividad futbolística, deambuló por diversos clubes del país trasandino con una escala en el Uslan Hyundai de la liga surcoreana. También formó parte del San José de Bolivia, donde las condiciones económicas y deportivas del equipo no le permitieron brillar con claridad.

PUBLICIDAD
Ponce en su paso por San José de Oruro | Fuente: San José

Dada la imposibilidad de destacar en nuestro continente, Ponce optó por Oceanía y Asía como lugares favoritos. Esta es su primera experiencia en el fútbol chino. Aportar su cuota goleadora a un club que no vive su mejor momento, podría significarle un salto inesperado.

Ponce y un comienzo brillante

El delantero tuvo su mayor acercamiento al auge deportivo en el año 2012. Por un lado, debutó con los profesionales del Santiago Morning dando así sus primeros pasos en el fútbol. Por el otro, recibió la convocatoria a la Sub-17 para afrontar algunos partidos amistosos. Lamentablemente, el Sudamericano de la categoria se desarrolló en 2013, por lo que su edad no le permitió formar parte de la nómina.

Dentro del repertorio del chileno podemos encontrar un gran sentido de orientación para ubicarse de cara a portería. Puede quitarse hasta un hombre de encima para rematar. Su diestra es tan potente como efectiva. Ponce declaró que su referente de posición era Esteban Paredes, mítico delantero de Colo-Colo, por lo que es común verlo imitar alguno de sus movimientos.

Actuar como sparring para la selección de Marcelo Bielsa fue un condimento especial en la carrera de Ponce. Sin embargo, ese impulso positivo no le alcanzó para explotar al máximo sus cualidades. El bajón de rendimiento lo condujo a buscar nuevas oportunidades en diversos clubes del ascenso chileno. Ahora, el destino le está posibilitando reencontrarse con su talento en un lugar familiar.