El Zenit de San Petersburgo remonta con ritmo latino

Fuente: GettyImages

Demasiado se ha dicho acerca de que la UEFA Europa League es un torneo de menor envergadura comparada con la Liga de Campeones,sin embargo, esto no presupone que los partidos de tal competencia no sean realmente emocionantes. Ejemplo de lo anterior lo brindó el Zenit de San Petersburgo, club que, con cuatro futbolistas sudamericanos en la cancha, remontó el 4-0 que el Dinamo Minsk de Bielorrusia le propinó en la ida de la fase previa del torneo en cuestión.

PUBLICIDAD

El partido de vuelta comenzó con un Zenit volcado al frente con la firme intención de, al menos, acercarse al marcador global. Pronto el acecho del club ruso tuvo apremio al colocar el 4-1 global gracias al potente derechazo de tiro libre que el argentino Leonardo Paredes realizó al 22’. El marcador, nuevamente, se movió al 65’ gracias a la obra de otro sudamericano, Christian Noboa, quien colocó la esférica en al ángulo superior izquierdo del arquero rival con una perfecta ejecución de tiro libre.

Cuando parecía que los 90 minutos alcanzarían para que el Zenit lograra la hazaña, Leonardo Paredes, quien fue el responsable de abrir el marcador, se marchó expulsado al recibir una doble tarjeta amarilla después de una falta a las afueras del área grande rival. Esto, sin embargo, no desmotivó a la institución rusa y, lejos de bajar los brazos, continuó con la presión alta hasta que convirtió dos goles en un lapso de tres minutos cortesía del atacante Artem Dzyuba, quien empató el marcador global a cuatro tantos y obligó a los tiempos extra.

Ya en el alargue, el Dinamo Minsk se puso nuevamente en ventaja al 99’ con un gol del africano Seido Yahaya. No obstante, el club ruso mostró capacidad de reacción y, en tan solo diez minutos, perforó la portería rival en cuatro ocasiones más -un tanto fue obra del argentino Sebastián Driussi, quien entró de cambio por el brasileño Hernani y aprovechó un rebote dentro del área chica-, por lo que al término del encuentro el marcador global fue un contundente 8-5 al favor del Zenit.

Con esto, el club de San Petersburgo accedió a la última ronda previa a la fase de grupos de la Europa League de manera histórica y con los latinoamericanos en plan ascendente. ¿Cuál es el objetivo ahora? Triunfar en el próximo cruce internacional y no solo ser partícipe de la Europa League, sino ser un verdadero protagonista del torneo en cuestión.