El XI ideal de latinos en el Mundial Sub-20 2019

latinos en el Mundial

La participación de los latinos en el Mundial Sub-20 de Polonia ha finalizado. La victoria ecuatoriana ante Italia por el tercer puesto le dio cierre a un positivo paso por el torneo. Ciertamente, por potencial, los combinados latinos tenían para más en el Mundial. Sin embargo, en balance, el periplo de los latinos fue bastante correcto, aunque queda la sensación de poca cosa.

Ecuador Sub 20

Rendimientos altos como el de un Ecuador que hizo historia o una Colombia que mejoró con respecto al Sudamericano. Rendimientos bajos como los de México, quedándose en fase de grupos, o Argentina que perdió ante Corea en cuartos. Independientemente, dejaron puntales individuales destacables y, por eso, en Balón Latino repasamos el mejor XI de latinos del Mundial.

Kevin Mier (2000)

El portero de Atlético Nacional fue vital para la selección colombiana. Sus destacados reflejos, su posicionamiento adecuado y sus brillantes atajadas en penales le dieron seguridad a la línea defensiva cafetera. Puede ser considerado como uno de los mejores, aunque su error en la eliminación ante Ucrania pueda opacar su rendimiento.

Facundo Mura (1999)

Como lateral derecho cumplió un papel solido en la defensa albiceleste. Reafirmando lo demostrado en el Sudamericano de Chile, Mura fue una constante por la banda diestra. Mostró gran despliegue físico, seguridad defensiva y, sobretodo, gran precisión en los envíos al área.

Carlos Cuesta (1999)

Cuesta y Mier

El segundo jugador de Atlético Nacional de la lista. El joven central antioqueño firmó un torneo redondo. Sus actuaciones reflejan a un jugador seguro por abajo y por arriba, con gran salida de balón y un gran liderazgo. En Colombia hay grandes esperanzas puestas en el defensor cafetero.

LEA TAMBIÉN:  Mateo Casierra: "Lo importante es ir por más y no caer en el conformismo"

Jackson Porozo (2000)

Pilar en la zaga del equipo de Célico. Su altura y fortaleza fueron claves para el buen rendimiento de Ecuador en el Mundial. El jugador del Santos brasilero fue el líder de una defensa cerrada y muy bien trabajada.

Diego Palacios (1999)

Fue una bala por la banda izquierda de la selección ecuatoriana. Uno de los varios latinos que disputan la Eredivisie y uno de los más destacados defensores del Mundial. Su entrega física y su gran capacidad de desborde lo hicieron clave en la formación ecuatoriana.

Palacios Ecuador

José Cifuentes (1999)

Quizá el mejor mediocampista de todo el torneo. El mediocentro de la selección de Célico jugó un Mundial espectacular. Le dio solidez, ida y vuelta, un control de balón fluido y un gran dinamismo. Consiguió anotar un gol en la victoria ante Estados Unidos.

Ezequiel Barco (1999)

Estaba llamado a ser el mejor jugador de Argentina, el líder que la llevase al título. Esto no ocurrió, pero el jugador de la MLS fue de los más punzante de la albiceleste. El ex jugador de Independiente se puso el equipo al hombro y demostró su gran destreza individual.

latinos en el Mundial sub-20, Ezequiel Barco

Brian Rodríguez (2000)

La presentación charrúa en el Mundial fue bastante regular. Sin embargo, la actuación del jugador de Peñarol le dio esperanzas a Uruguay de llegar más lejos. Con dos goles y una asistencia, el numero 11 dejó pinceladas de talento en Polonia.

Luis Sinisterra (1999)

Uno de los refuerzos para la selección colombiana con respecto al Sudamericano. El jugador del Feyenoord neerlandés fue uno de los atacantes más punzantes y desequilibrantes de los latinos en el Mundial. Su capacidad para ganador duelos individuales y su precisión a la hora de definir le permitieron anotar dos goles.

LEA TAMBIÉN:  Santiago Solari, el madridista rebelde

Adolfo Gaich (1999)

Gaich Argentina

Un nueve moderno. Un delantero que confirmó lo que mostró en el Sudamericano. Su capacidad para jugar de espaldas, para moverse en todo el frente de ataque le dieron un respiro a la selección argentina. Sumando a eso, su fortaleza física y técnica para poder combinar y definir fueron vitales. Tres goles y una asistencia en el Mundial.

Leonardo Campana (2000)

Se fue sin anotar un solo gol en el Mundial. Pero, la importancia de Campana en Ecuador va mucho más allá de su aporte goleador. Fue central en el juego asociativo del equipo de Célico, se convirtió en socio para todos sus compañeros. El delantero del Barcelona se perfila como futuro atacante de la selección mayor.