El Liverpool continúa invicto gracias a Adam Lallana. Fuente: @premierleague

En un encuentro muy igualado en Old Trafford, el Liverpool dejó escapar sus primeros dos puntos en esta Premier League durante el clásico de Inglaterra. Sin Mohamed Salah y con Alisson de regreso, los de Jürgen Klopp se encontraron con un Manchester United que les jugó de igual a igual durante todo el partido y supo desactivar el ataque ‘red'.

Desde el pitazo inicial, y aprovechando su condición de local, el United incomodó a su rival con una presión asfixiante y contuvo el ataque. En un partido donde Roberto Firmino y Divock Origi estuvieron lejos de su mejor versión, Sadio Mané se vio obligado a tirar del carro por su cuenta, y no lo hizo mal. Sin embargo, los de Ole Gunnar Solskjaer cumplieron con la difícil tarea de mantener el frenético ritmo de los ‘reds'.

Sin haber generado ninguna situación clara previamente, el equipo local dio la sorpresa a los 36 minutos de juego. El pequeño y peligroso, Daniel James, se escapó por la banda derecha y envió un centro a Marcus Rashford, quien de cara al arco solo tuvo que empujar la pelota al fondo de la red. Old Trafford explotó, mientras el Liverpool veía en peligro su racha invicta frente al peor Manchester United de los últimos años. El conjunto ‘red' gritó el empate a los 43′ gracias a Sadio Mané, pero el gol fue invalidado debido a una mano del senegalés que detectó el VAR.

Ya en el segundo tiempo, pudimos ver a un Liverpool cada vez más desesperado con el paso de los minutos, que aún teniendo el control total del balón no se encontraba con el gol. A los 85′, Adam Lallana se convirtió en el inesperado héroe del encuentro. El '20' de los ‘reds', que había ingresado desde el banquillo por Jordan Henderson, aprovechó un pase de Andrew Robertson al interior del área y puso el partido en tablas. El Manchester United, por un descuido en el final, dejó escapar dos puntos vitales frente a un Liverpool que continúa invicto en la competición.

ALISSON RETORNA FUERA DE LOS FOCOS

Fuente: Liverpool

Luego de más de dos meses de inactividad, Alisson Becker regresó a la portería del Liverpool. El brasileño, a excepción de una parada en el primer tiempo, no tuvo que trabajar demasiado y pasó desapercibido. Claro que, no se lo puede responsabilizar del gol de Rashford, pues con el delantero frente a él, nada podía hacer. Si bien no pudo demostrar mucho hoy, ya tendrá oportunidades para volver a sorprendernos con sus extraordinarias paradas.

Su último encuentro había sido el pasado 9 de agosto, en la primera fecha de la Premier League frente al Norwich City, donde cayó lesionado. Desde entonces, la portería del equipo estuvo más que cubierta con Adrián San Miguel, quien demostró estar a la altura del campeón de Europa. Aunque no parece que Klopp tenga dudas sobre quién sea su cancerbero titular, probablemente podamos ver al sevillano tener minutos en la UEFA Champions League.

FICHA TÉCNICA

Manchester United (3-5-2): De Gea; Rojo, Maguire, Lindelöf, McTominay, Fred, Wan-Bissaka, Ashley Young, Andreas Pereira (Brandon Williams, 90+4′), Daniel James y Rashford (Martial, 84′).

Liverpool (4-3-3): Alisson; Robertson, Van Dijk, Matip, Alexander-Arnold, Fabinho, Jordan Henderson (Lallana, 71′), Wijnaldum (Naby Keïta, 82′), Origi (Oxlade-Chamberlain, 60′), Mané y Firmino.