Tres grandes de Europa cayeron este fin de semana. Fuente: AFP

Se fue otro fin de semana liguero en Europa plagado de emociones y sorpresas. Mientras Juventus, Liverpool y Manchester City continuaron por la senda del triunfo, otros grandes del Viejo Continente no corrieron con la misma suerte. Paris Saint-Germain, Bayern Múnich y Barcelona se fueron a casa con el gusto amargo de la derrota.

TIRÓN DE OREJA PARA EL PSG

Jhonder Cádiz le dio la victoria al Dijon. Fuente: En La Raya

El conjunto parisino fue vencido por 2-1 y cosechó su tercer caída en lo que llevamos de Ligue 1. Su verdugo fue el Dijon, que aprovechó su condición de local para llevarse tres puntos de vital importancia y alejarse de la zona del descenso. Sin Neymar y con Edinson Cavani en el banco de suplentes, el PSG contó con la presencia de Ángel Di María y Mauro Icardi, quienes se han asentado en el once titular pero no tuvieron su día.

Aunque los de Thomas Tuchel fueron notablemente superiores y se pusieron arriba en el marcador gracias a Kylian Mbappé, el joven Mounir Chouiar logró poner el partido en tablas en el último suspiro del primer tiempo. Ya en la segunda parte, solo dos minutos le hicieron falta al Dijon para dar vuelta la historia de la mano del venezolano Jhonder Cádiz. Desde entonces hasta el final, el PSG azotó el arco rival y no dejó de buscar el empate, pero desperdició muchas oportunidades que acabaron por costarle el partido.

Sin embargo, esta derrota significa poco y nada para los parisinos. El equipo continúa líder con 27 puntos sin ningún tipo de presión, pues siete cifras lo separan del Angers, la gran revelación de la competición que ya sueña con Europa. El PSG no conocía la derrota desde el 18 de agosto, cuando cayó por 2-1 frente al Stade Rennes en la segunda jornada liguera.

LEA TAMBIÉN:  Joaquín Correa es nuevo jugador de SS Lazio

HUMILLACIÓN HISTÓRICA EN FRANKFURT

David Abraham, Eintracht Frankfurt, Bundesliga, argentino, Bayern Múnich
David Abraham marcó en la Bundesliga luego de tres años. Fuente: TyC Sports

Si lo del PSG fue para amargarse, lo del Bayern Múnich en la Bundesliga sería para ponerse a llorar. Los bávaros sufrieron una paliza histórica al ser vencidos por 5-1 frente al Eintracht Frankfurt en el Commerzbank-Arena. Una temprana expulsión de Jerome Boateng significó el principio del fin para el equipo visitante, al que esta vez los goles de Robert Lewandowski no sirvieron para nada. El Eintracht aprovechó la situación y poco más de media hora de juego le fue suficiente para ponerse 2-0 ante al equipo más grande de Alemania.

El argentino David Abraham marcó el tercero para los suyos y se reencontró con el gol en la Bundesliga luego de tres años. Filip Kostic, Djibril Sow, Martin Hinteregger y Gonçalo Paciencia fueron los demás artífices de la goleada. Este histórico resultado significó el fin de una racha de diez años para el Bayern, que no encajaba cinco goles en la Bundesliga desde el 4 de abril de 2009. Aquella vez, su verdugo fue el Wolfsburgo.

Las cosas no marchan nada bien en Baviera y la destitución de Niko Kovac es una de las tantas pruebas de ello. El entrenador fue despedido este domingo del club y el nombre que más suena para sustituirle es el de Massimiliano Allegri. La directiva debe decidir rápido, pues el equipo enfrentará este miércoles al Olympiacos por la Champions League y luego deberá verse las caras con el Borussia Dortmund en el torneo doméstico.

UN GOL DE MESSI NO FUE SUFICIENTE

Messi abrió el marcador desde los once metros en la derrota del Barça. Fuente: AFP

La tercera sorpresa del fin de semana se dio en LaLiga. El Barcelona cayó 3-1 frente al Levante en el Estadio Ciudad de Valencia, aunque continúa primero en la tabla habiendo jugado un partido menos. Los de Ernesto Valverde se pusieron por delante gracias a un gol de Leo Messi desde el punto de penal, pero la situación cambió completamente en la segunda mitad.

LEA TAMBIÉN:  Argentina vs Paraguay: duelo entre par de incertidumbres

El Levante, que no había disparado al arco en el primer tiempo, igualó el marcador a los 61′ gracias José Campaña, quien burló a la defensa ‘culé’ y no falló. Dos minutos después, Borja Mayoral dio vuelta el encuentro con un golazo desde fuera del área que Ter Stegen por poco no evitó. Nemanja Radoja sentenció la historia cinco minutos más tarde, con una volea que ingresó en el arco del Barça gracias a un desvío.

Ni Messi, ni Suárez, ni la posesión del balón pudieron evitar la caída del conjunto ‘culé’. Al igual que el PSG, el equipo llevaba más de dos meses sin ser derrotado. La última vez había sido a manos del Athletic Club por 1-0, en un encuentro que, por el resultado, fue mucho menos sorprendente que el de este sábado.