La fiscalía de Perugia emitió un comunicado tildando de fraude el examen de italiano de Luis Suárez en la Universidad de dicha ciudad. Por este motivo, suspendieron por nueve meses a varios de los empleados del ente educacional y también a dirigentes de la Juventus. Los de la Vecchia Signora estaban implicados en aquel entonces cuando podían haber fichado al atacante uruguayo.

El comunicado decía lo siguiente:
«Después de varias investigaciones en relación al 22 de septiembre, las búsquedas han corroborado de forma significativa y comprobado que el examen ha sido una ‘farsa'». El mismo ayudó en relación al conocimiento de la lengua italiana de nivel B1 al jugador uruguayo Luis Alberto Suárez, para que este consiguiera el requisito indispensable para la obtención de la ciudadanía italiana. El contenido de la prueba fue previamente comunicado al futbolista, llegando a que este tuviera éxito en la puntuación del examen para responder a las preguntas que ya les había dado a la Juventus. Todo esto con la posibilidad de conseguir una devolución positiva de imagen y personal para la Universidad. Fiscalía de Perugia.

La Guardia de Finanza terminó suspendiendo a la Decana, al Director, al Examinador y a la Secretaria. Tras el examen y la nota del uruguayo salieron audios a la luz en los que pactaron las preguntas y respuestas.

Pese a todo esto, Luis Suárez «aprobó el examen de italiano pero no pudo fichar por la Juventus debido a los plazos.