El camino de Scocco continúa en Rosario

Foto: River Plate.

Después de varios meses de silencio, Ignacio Scocco anunció que se va de River Plate luego de estar tres años en el club. La dirigencia le había ofrecido renovar el contrato por un año más, pero el corazón de Nacho le pedía volver a Rosario, más precisamente a Newell’s Old Boys, donde siempre prometió retirarse.

Por donde arrancar ¿no?. Siempre estuvo claro que River y Scocco se iban a cruzar en algún momento. Marcelo Gallardo siempre soñó con traerlo desde que asumió como DT pero nunca se pudo dar hasta junio de 2017. El destino quería que así fuera. Lo bueno tarda en llegar, dicen por ahí.

No hace falta que quien les habla les explique lo que significó, significa y significará Nacho Scocco para River, para muchos el club de sus amores desde pequeño, aunque el nunca lo reconoció. Desde el primer día, se calzó la camiseta y mejoró notoriamente a un equipo que venía con bajones futbolísticos. En su primer semestre en Nuñez se cargó al equipo al hombro y lo llevó hasta la semifinal de la Copa Libertadores.

Y por si fuera poco, el 2018 le tenía algo preparado al nacido en Hughes, uno de los sueños de cualquier jugador: ganarle el torneo más importante del continente a tu rival de toda la vida. Paradójicamente, por esas maldades de la vida, Nacho se perdió la final en Madrid frente a Boca por una lesión que lo tuvo a maltraer hasta casi mediados de 2019, pero claro que aportó sus goles en las fases previas (uno a Independiente y la volea que derivaría en el penal del Pity Martínez frente a Gremio).

Scocco, River, Newell's
Foto: Marca.

Hoy, a sus 35 años, con un contexto difícil debido al Coronavirus y sin tener la titularidad asegurada en el equipo de Gallardo, Scocco tomó la decisión, quizás la más importante de su carrera. Dejar el Millonario y volver a Newell’s, el equipo que lo vio nacer, donde están Maxi Rodríguez, Pablo Pérez y Mauro Formica, ídolos y referentes del club.

Los ciclos se terminan. Nada es para siempre. El hincha de River le estará por siempre agradecido a Scocco. Goles fundamentales, sobre todo a Boca en reiteradas ocasiones, un talento descomunal y una humildad que pocos futbolistas de elite mantienen. Cumplió con las expectativas y las superó con creces. Fueron tres años pero defendió la camiseta como si hubiese estado toda la vida en el club. Será un hasta luego, porque las puertas del club siempre le van a estar abiertas.

Ignacio Scocco. El rosarino que cumplió su sueño y ayudó a más de 16 millones de almas rojas y blancas a cumplirlo.

eño y ayudó a más de 16 millones de almas rojas y blancas a cumplirlo.