Difícil comienzo de Malcom en el Camp Nou

Fuente: Fox Sports Asia

Tras el culebrón que protagonizó su fichaje por el Barcelona, Malcom no ha tenido el mejor inicio en el Camp Nou. Tras cerrar un acuerdo con la Roma por su fichaje desde el Girondins de Burdeos, el Barcelona se entrometió ofreciendo más a ambas partes y llevándose al extremo brasileño. Cuentan que el jugador estaba ya subido a un avión dirección Roma. De hecho, el club italiano ya había oficializado su llegada al Olímpico cuando el Barcelona negociaba con el club francés y los representantes del jugador.

Malcom en situación de partido en el Camp Nou. Fuente: Sergio Glodo, Ronaldo.com

Es evidente que su incorporación fue del todo improvisada y ejecutada de última hora. De hecho, su técnico, Ernesto Valverde, siempre ha dicho que era una apuesta del club y que él no tuvo nada que ver con su fichaje. Y lo está demostrando con el poco protagonismo que le está dando. Tan solo ha contado con 105 minutos desde su llegada y 80 de ellos fueron contra un equipo de la 3ª categoría del fútbol español en partido de Copa. Todo eso, a pesar de ser uno de los mejores del conjunto azulgrana durante la pretemporada. 

Cuentan varios medios de Barcelona que el jugador estaría hundido psicológicamente por su situación. Y no es para menos. De hecho, junto al español Denis Suárez, son los dos jugadores que menos veces han sido convocados para jugar. Ya no es que no juegue. Es que ni siquiera va convocado. Es evidente que para un jugador joven y recién llegado como él no van a ser fáciles los primeros días en un club como el Barcelona. Pero la situación de Malcom es peor de lo imaginable.

Malcom el día de su debut frente la Roma y en el que marcó su primer gol. Fuente: Miguel Ruiz, FC Barcelona

En definitiva, situación difícil y complicada de revertir la del menudo extremo brasileño que despuntó en Burdeos, donde lo tenía todo, y se la jugó para acabar recalando en el Camp Nou. Una apuesta que, ahora por ahora, parece perdida. Pero con el trabajo duro y la calidad, que están, no tardará en encontrar la confianza y los minutos. Ya sea en Barcelona o en cualquier otro lado.