Diego López, de salvar al Cagliari a ser campeón con Peñarol

Foto: Diego López al frente del Cagliari. Fuente: Sky Sports Italia.

Diego López fue un exjugador de la selección uruguaya con una extensa carrera en el fútbol europeo. Tras salir de River Plate de Montevideo llegó a España para defender al Racing de Santander. Jugó dos temporadas con un total de 72 encuentros. Posteriormente se convirtió en ídolo del Cagliari. En el elenco de Cerdeña jugó 343 partidos, el lateral izquierdo convirtió nueve goles entre los años 1998 y 2010, cuando se retiró.

Diego López cuando jugaba en el Cagliari. Fuente: PA Sport.

Tras colgar las botas el uruguayo comenzó su carrera como segundo entrenador de Ivo Pulga hasta su dimisión. Tras la salida del italiano se convirtió en el entrenador principal del elenco “cagliaritano”. En dicha temporada finalizó siete puntos por encima de la zona del descenso.

En julio de 2014 comenzaría una nueva aventura en la Serie B. El objetivo era dirigir al Bologna para ascenderlo a la Serie A, cosa que conseguiría tras eliminar al Pescara en las finales por la promoción. Sumó 40 encuentros con un balance de 16 victorias, 15 empates y 9 derrotas, pero aún así fue cesado sin poder dirigir al equipo en la máxima categoría del fútbol italiano.

Recién en la 2016/2017 volvería a los banquillos. Tomó el fierro caliente del Palermo quien ya había prescindido de tres entrenadores en una misma campaña. Tuvo un debut muy bueno, igualando a uno frente al Nápoli, sin embargo, esto sería un espejismo ya que lograría sumar solo 5 unidades de 30 posibles. Sería despedido y posteriormente los sicilianos bajarían a la segunda división.

Fue cuando la directiva del Cagliari decidió prescindir de Rastelli al frente del primer equipo el momento perfecto para la vuelta del “Memo” López. Ahí obtuvo número similares a los de su primera vez como técnico, 31 veces al frente del equipo y 33 puntos.Volvió a ser 15°.

LEA TAMBIÉN:  Pereiro volvió y lo hizo con gol en la derrota del PSV

La vuelta de Diego López a Uruguay

Tras estar 20 años en el exterior decidió volver a su país, a dirigir a un gigante del continente como es Peñarol. Sería la primera prueba de fuego para un entrenador que en Italia había dirigido equipos con pretensiones de sobrevivir. Sin embargo, en el “aurinegro” la obligación es salir campeón.

Diego López festeja el Clausura con su asistente Michele Fini. Fuente: Tenfield Official

López tomó a un equipo eliminado de la Copa Libertadores y alejado en el torneo local. No pudo evitar la eliminación en el torneo sudamericano pero pudo remontar en el fútbol local. Consiguió salir campeón del torneo clausura con una fecha de anticipación y así también adueñarse de la tabla anual momentáneamente. A la espera de las finales ya tiene un trofeo con la institución “carbonera”.

Su objetivo primordial será vencer en las finales a Nacional para ser campeón del fútbol uruguayo.