Delio Onnis, el máximo artillero de la historia de la Ligue 1

Delio Onnis, Ligue 1, máximo artillero de la historia, Bota de Oro, Stade de Reims, Mónaco, Tours, Sporting Toulon
Fuente: Puntal Villa María

Uno busca información sobre la Ligue 1 de Francia y se topa con que Carlos Bianchi es uno de los argentinos más destacados de la historia, que Neymar entra en una nueva novela de si vuelve o no vuelve al Barcelona o que el PSG busca su nueva figura estelar. Sin embargo, la historia del fútbol francés va más allá y está vinculada directamente con Argentina. ¿Por qué? Porque el máximo goleador de la historia de la Ligue 1 es argentino y su nombre es Delio Onnis, un futbolista de raza que vivía para marcar goles y deslumbrar a la hinchada con sus anotaciones.

“En Mónaco no puedo ni caminar en la calle y acá no me conoce nadie (risas)”, dijo Delio Onnis en una entrevista que le hicieron en Infobae. El oriundo de Roma dejó el país europeo a los tres años junto a su familia y se mudaron a Argentina donde comenzó su trayectoria como jugador en Almagro y luego pasó por Gimnasia y Esgrima de La Plata. Hasta ese momento le apodaban ‘El Tano’,y cuando en 1971 emigró al fútbol francés, pasó a ser llamado ‘El ADN del gol’.

Los 299 goles de Delio Onnis en Ligue 1

Stade de Reims (1971-1973)

El conjunto le rouge et blancs” fue el primer club europeo que disfrutó de los goles de Delio. Un jugador que no era muy vistoso por su juego sino que era la personificación del gol, un aniquilador de redes de nacimiento. Por su interior no sólo corría sangre por sus venas, sino que estaba permanentemente presente el grito sagrado de gol. Delio Onnis marcó 39 goles en 69 encuentros entre 1971-1973 con un promedio de gol de 0,57% por partido. Números que le llevaron a fichar por el Mónaco en el ciclo 73/74.

Delio Onnis, Ligue 1, máximo artillero de la historia, Bota de Oro, Stade de Reims, Mónaco, Tours, Sporting Toulon
Delio ONNIS en TOULON. Fuente: Foot Football

AS Mónaco (1973-1980), club donde Delio Onnis es un nombre sagrado

¡Deeelio, Deeelio! Era el grito eufórico de la hinchada del Mónaco cada vez que el argentino pisaba el campo de juego o marcaba un gol. “La gente de mi edad cuando camino por la calle por ahí no los veo, pero empiezan a cantar ‘¡Deeelio, Deeelio!’ por la calle. Alberto, el príncipe, cuando me ve llegar me canta eso. La gente cuando jugaba gritaba eso”, afirmó en la entrevista a Infobae. Contando solamente los goles que marcó en la Ligue 1 con el Mónaco hizo 157 en 232 partidos. No obstante, si vamos a los totales con el club del principado, son 223 tantos en 280 partidos siendo el máximo goleador histórico del equipo. Delio Onnis es historia viva en Mónaco y por eso es tanto el cariño que le tienen por las calles francesas.

Tours (1980-1983)

Tras dejar su huella marcada en el Mónaco fichó por el Tours. Allí estuvo por tres años marcando 64 goles en 110 encuentros con un promedio de 0,58% de goles por partido. Estadísticas estrafalarias para el ítalo-argentino que levantó cinco veces la Bota de Oro cómo máximo artillero de la Ligue 1. “Mi orgullo es que hice 299 goles (en Ligue 1) pero en 14 años, una cifra de 22 por año. Ese es mi orgullo: muchos hacen 30 en un torneo y desaparecen”, se sinceró Delio. Algo más que razonable lo que dice y eso marcó la diferencia durante su carrera, la constancia y la regularidad de siempre estar en el momento preciso para marcar.

Delio Onnis, Ligue 1, máximo artillero de la historia, Bota de Oro, Stade de Reims, Mónaco, Tours, Sporting Toulon
Fuente: Afa

Sporting Toulon (1983-1986), el último club que disfrutó a Delio Onnis

Sus últimos tres años no serían menos que los primeros. Anotó 39 goles en 74 encuentros disputados con el conjunto tolonés. Delio Onnis fue un inigualable definidor que admiró y disfrutó toda Francia por 15 años. En dicha cantidad de tiempo, se disputó la Bota de Oro con Carlos Bianchi ganándola cinco veces cada uno. Los cañoneros argentos que rompieron las redes francesas. Sin dudas, que Delio Onnis merece el reconocimiento que tiene en Francia y requiere un aprecio más grande en Argentina.