Los delanteros de Argentina, el gran problema para Scaloni

Otro rendimiento para el olvido de los delanteros de Argentina. Contra Colombia, no pudieron ser protagonistas en ningún momento. La dupla Lionel Messi y Sergio Agüero no gozó de oportunidades de gol siquiera, algo que una selección como la Albiceleste no se puede permitir. Frente a Paraguay, Lautaro Martínez suplió al Kun pero fue más de lo mismo. Veremos lo que debe cambiar Scaloni para la última jornada, y lo que pudo haber hecho previo a la Copa América.

LOS PARTIDOS DE COPA AMÉRICA

Delanteros de Argentina, Copa América
La delantera frente a Colombia. Fuente: BolaVip

La alineación frente a Colombia, fue un 1-4-4-2, con los delanteros de Argentina ya mencionados. Por un lado, el del Barcelona tenía la tarea de asociarse con un volante que no encontró en todo el partido. Hablamos de Giovani Lo Celso, quien no pudo situarse en una posición ofensiva en todo el partido. De hecho, ni él ni Paredes, quien tenía la tarea de dirigir el juego del equipo, se posicionaban entre líneas para romper la estructura rival. Muchas veces se le vio como tercer zaguero, sin necesidad de serlo, y a Gio muy abierto por derecha, sin moverse al medio para encontrar la pelota.

Por el otro, tenemos al delantero del Manchester City. Tuvo que jugar todo el partido al lado de dos torres como son Yerry Mina (1,95 mts.) y Dávinson Sánchez (1,87 m), cuando el argentino apenas alcanza los 173 centímetros. Su labor probablemente era ganar en velocidad, pero esto es algo que se les da muy bien a los defensas colombianos. Uno de los errores más gruesos de Scaloni para este partido, pretender que Messi hiciera su juego sin tener un socio en el medio, como los tiene en su club.

Frente a Paraguay, por más que el combinado argentino cambió la imagen del partido anterior, no pudo sumar de a tres, sino que incluso Franco Armani atajó un penal que significaba un 2 a 1 definitivo en contra. Los dirigidos por Berizzo fueron firmes en defensa y efectivos al contra ataque. Podríamos explayar lo que vimos de ese partido en un análisis extenso, pero preferimos tomar la siguiente imagen como muestra de lo que es la selección Argentina en estos momentos.

Lionel Messi frente al mundo. Fuente: Twitter

LOS DELANTEROS DE ARGENTINA QUE QUEDARON AFUERA

Si ves la lista de convocados por Lionel, lo primero que brilla no es un nombre que aparece, sino los que faltan. La gran incertidumbre de las últimas convocatorias fueron los delanteros citados. En este caso, Gonzalo Higuaín (anunció su retiro de la selección), Mauro Icardi, y otros como Lucas Pratto o Darío Benedetto del medio local, se quedaron afuera.

Si hablamos en base a lo ocurrido frente a los cafeteros, la necesidad de un delantero corpulento es una prioridad, característica que ninguno de los citados posee. En este caso, sin contar al delantero del Chelsea, un fijo en la lista debía ser el de River Plate, el Oso Pratto. Incluso, este jugador fue tenido en cuenta durante las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018. Alguien de 1,87 metros de altura probablemente iba a rendir más frente a Colombia, para contener la pelota y ganar en juego aéreo.

RODEAR MEJOR A LOS DE ARRIBA

El problema primordial que sufrió Argentina, no saber acompañar al Kun en todo el partido, cuando era el único delantero centro. La idea de juego, era utilizar a Di María para jugar por izquierda, y generar en el medio, con la sociedad Messi-Lo Celso. Viendo que ninguna de las ideas dio frutos, Scaloni intentó frente a Paraguay con tres delanteros. Poner a De Paul por izquierda, quien había hecho un interesante partido frente a Colombia cuando ingresó por el Fideo, y a Lautaro Martínez en lugar de Sergio Agüero. Insistió con Lo Celso-Messi, y puso un volante más ofensivo, como Roberto Pereyra en lugar de Guido Rodríguez. Cambian los protagonistas, pero no el estilo de juego y los resultados.

Todo se decidirá este domingo frente a Catar, selección que viene dando pelea por clasificar a la siguiente fase. Los de Scaloni no la tendrá fácil, y de no lograr el objetivo, se les caerá el mundo, como quien dice. Más que complicado panorama para que el 10 se retire del fútbol con un trofeo con la Albiceleste bajo el brazo.