DE LA ÉLITE AL FÚTBOL CHINO

Fuente: Misiones Online

El fútbol chino está seduciendo, mediante el dinero, a varias estrellas y promesas del fútbol mundial, en donde se encuentran varios latinoamericanos. Son llamativos los nombres latinos que llegaron y llegan a la Superliga China. Algunos hicieron bien en ir y otros fueron por algo extrafutbolístico.

GIOVANNI MORENO (Shanghái Shenhua)

Fuente: Los Andes

El mediapunta colombiano milita en el país asiático desde 2012. Se vio obligado a salir de Racing Club de Avellaneda, por diversas amenazas que recibió y su destino fue China. Desde que llegó, su nivel fue en aumento. No empezó para nada bien: estuvo a punto de irse en el primer año que jugó por falta de pagos. Tras superar esa situación, lleva marcados 62 goles en 191 cotejos jugados y logró obtener un título con el club, luego de 10 años. Su rendimiento le hizo jugar varios encuentros con la Selección Colombia y estar preseleccionado para el Mundial de Rusia 2018. Hoy es el capitán y la estrella del equipo, junto a su compatriota Freddy Guarín.

FREDDY GUARÍN (Shanghái Shenhua)

Fuente: El Heraldo

Jugando para el Inter de Milán estaba en su mejor momento y, en 2016, prefirió cambiar de aires y llegó por petición del entrenador uruguayo Gustavo Poyet. El volante mixto se fue adaptando al estilo de juego de la Superliga China y, a día de hoy, recuperó el nivel con el que destacaba en el Inter. Aún así, su participación en la selección se diluyó y desde que llegó a China no fue convocado. En sus tres temporadas lleva 77 partidos jugados y 24 goles anotados.

CARLOS TEVÉZ (Shanghái Shenhua)

Fuente: EFE

Actualmente en Boca Juniors, el Apache tuvo una polémica ida al fútbol chino. Volvió en plenitud al club del que es hincha en 2015, salió campeón y a finales del 2016 firmó con el equipo de Shanghái por 80 millones de dólares, siendo el jugador mejor pagado del mundo. El contrato que pactó era por dos años, pero al finalizar el primer año volvió a la Argentina. En dialogo con TyC Sports dijo “Estuve siete meses de vacaciones. No estuve a la altura en China.” Disputó un total de 20 partidos y solo anotó 4 goles. Hoy está lejos del nivel con el que llegó a China.

LEA TAMBIÉN:  Oscar y Renato: gol y victoria en el estreno de la Superliga china

EZEQUIEL LAVEZZI (Hebei China Fortune)

Fuente: Líbero

El Pocho fue unos de los primeros grandes jugadores en elegir la Superliga China como destino. Fichó en febrero de 2016, proveniente del PSG de la Ligue 1. No le fue fácil adaptarse, pero las ganas y el trabajo le dieron sus frutos. La temporada pasada jugó 27 partidos, hizo 20 goles y brindó 19 asistencias. Este destacado rendimiento lo llevó a que los argentinos lo pidan para la selección, pero no tuvo la oportunidad. Desde que llegó a China, lleva 59 partidos y participó de manera directa en 59 goles, con 30 tantos y 29 asistencias.

OSCAR (Shanghái SIPG)

Fuente: El Comercio

El volante brasileño, sin casete, dijo que fue a jugar a China por la plata que iba a ganar.  Con 24 años estaba brillando en el Chelsea de la Premier League y con la Selección de Brasil, pero el dinero lo sedujo. Pese a perder la continuidad en la selección, en Shanghái está cumpliendo. Marcó 25 goles y brindó 38 asistencias en 73 encuentros disputados.

HULK (Shanghái SIPG)

Fuente: Sportsdaily.ru

La trayectoria del brasileño es exótica, por eso no sorprendió mucho su llegada al fútbol chino. Jugó anteriormente en varios clubes de Japón, se fue al Porto y pasó por el Zenit de Rusia. Al igual que su compatriota, llegó en 2016 al equipo y, desde ahí, armaron una buena asociación que vislumbra en la Superliga China. 46 goles en 77 partidos para el Increíble Hulk.

RAMIRES (Jiangsu Suning)

Fuente: Revista Estadio

Se destacó con el Chelsea, pero desde 2016 se perdió en China. Su juego llamó la atención de varios clubes grandes de Europa, como el Real Madrid. Sin embargo, la decisión del entrenador Guus Hiddink, de no tenerlo en cuenta hizo que el mediocentro defensivo se decantase por ir a China. Es el capitán del Jiangsu, pero las estadísticas no le acompañan: 13 asistencias y 17 goles en 72 partidos.

LEA TAMBIÉN:  ¿Qué fue de... Alexandre Pato?

ALEXANDRE PATO (Tianjin Quanjian)

Fuente: Mundo Deportivo

Su salida del Villareal en 2017 fue sorpresiva. Llegó al club español proveniente del Chelsea y, con un flojo rendimiento, en el submarino amarillo recuperó un poco el nivel. Se esperaba que podía volver a un juego parecido al que tuvo en el Milan de Italia, pero llegó una oferta desde China y allí fue Alexandre. Desde que llegó a la Superliga anotó 32 goles en 54 partidos, mejorando su nivel.

ALEX TEIXEIRA (Jiangsu Suning)

Fuente: AFP

Teniendo sondeos y ofertas de equipos como el Chelsea o el Liverpool y en plenitud de su carrera, eligió el dinero sobre lo futbolístico y terminó en la Superliga China. Sus grandes años en el Shakhtar Donetsk le sirvieron como vidriera para las grandes ligas, para las cuales técnica y juego tenía, pero, como el dinero toma fuerza hoy día, firmó en 2016 por el Jiangsu, junto a su compatriota Ramires. Desde entonces participó de manera directa en 68 goles (42 propios) en 96 cotejos.

PAULINHO (Guangzhou Evergrande)

Fuente: Mundo Deportivo

Con 27 años arribó al continente asiático en un gran nivel futbolístico, seducido por el dinero que iba a ganar allí. Sin embargo, la decisión que tomó no fue errónea del todo. Llegó en 2015 a China y tras dos años de buen nivel, el FC Barcelona lo fichó en 2017. En España demostró por qué llegó hasta allí, pero, con la eliminación de Brasil en el Mundial, se confirmó su retorno en carácter de cedido al Guangzhou Evergrande. En los 109 partidos, en los que vistió la casaca del club chino, anotó 38 goles.

LEA TAMBIÉN:  Los latinos mandan en el Oporto

JACKSON MARTINEZ (Guangzhou Evergrande)

Fuente: HSB Noticias

Arribó a China luego de un breve paso por el Atlético de Madrid. La falta de continuidad y el flojo rendimiento que tenía en el campo cuando le tocaba jugar y la cifra monetaria que llegó desde el país asiático decantaron la decisión del delantero colombiano de ir a jugar a la Superliga China. En el Guangzhou tampoco tuvo buenos resultados, solo 4 goles en 15 partidos. Hoy milita a préstamo en el Portimonense de Portugal.

DARIO CONCA (Guangzhou Evergrande y Shanghái SIPG)

Fuente: Em Soccer

El mediapunta argentino se fue con 28 años a China en un gran momento futbolístico. Tal era el nivel que tenía que, al llegar, ya era una pieza inamovible en el equipo. En sus primeros dos años de experiencia por el fútbol chino cosechó 6 títulos y anotó 50 goles en 92 partidos. Tras dos años en Brasil, volvería a China en 2015 al Shanghái SIPG. Aunque esta vez la situación iba a ser distinta. Sufrió una dura lesión en la rodilla, rotura de meniscos y de ligamentos cruzados, por lo que tuvo que ser intervenido dos veces quirúrgicamente. Actualmente no tiene club.