Cuesta Lucumí
Cuesta y Lucumí, titulares en Bélgica | Fuente: KRC Genk

El fútbol belga vio, por primera vez jugando junta, a la que puede ser la futura dupla de centrales colombianos: Cuesta-Lucumí. El KRC Genk está poniendo sobre el terreno de juego a dos de los defensores cafeteros de mayor proyección. Sin embargo, hasta el día sábado, nunca habían disputado ningún encuentro juntos. La elección del entrenador del cuadro belga siempre había sido el capitán Dewaest y uno de los dos colombianos.

Esta elección varió en el choque ante el KV Oostende. Felice Mazzu, el DT del Genk, decidió darle descanso al capitán y hacer debutar a la dupla de centrales latinos. Cuesta y Lucumí arrancaron el encuentro como titulares, liderando la zaga defensiva del campeón de Bélgica. El ex zaguero del Cali comenzó jugando como central por izquierda, mientras que el ex Atlético Nacional ocupó el puesto de primer central.

Cuesta Lucumí
Once del Genk para su partido ante el Oostende | Fuente: KRC Genk

Victoria e influencia para Cuesta y Lucumí

El partido ante el KV Oostende finalizó 3-1 a favor del equipo que defienden los colombianos. Con apenas 16 minutos de juego se abrió el marcador. En un tiro de esquina a favor del equipo local, Carlos Cuesta incomodó el rechazo del venezolano Vargas y ocasionó un autogol. Sobre el minuto 32, el conjunto visitante igualó el marcador y tensó el ambiente. El islandés Skúlason envió un centro desde la banda izquierda y Sylla aprovechó un mal cálculo de Lucumí para anotar.

Tras esto, dos goles sobre el final de cada tiempo fueron suficientes para llevarse los tres puntos. En el ocaso del primero, Onuachu remató un centro raso de Maehle. Sobre el cierre del encuentro, fue Berge el que terminó la jugada por el segundo palo y sentenció el partido.

En definitiva, el debut de Cuesta y Lucumí como pareja de defensores dejó buenas sensaciones. A pesar de la ventaja que dio el segundo en la acción del gol, ambos colombianos muestran que están para grandes cosas. Seguramente su nivel pueda llevarlos a formar una gran dupla, tanto en Bélgica como en Champions League —y por qué no, en la Selección Colombia.