Dí María fue el héroe de la final de la Supercopa de Francia. Fuente: Showsport

Este sábado tuvo lugar la final de la Supercopa de Francia, aunque desde el Shenzhen Universiade Sports Centre de la provincia de Guangdong, China. Allí, el París Saint-Germain venció al Stade Rennes por 2-1 y se llevó por séptima vez consecutiva el trofeo.

Contra todo pronóstico, a los 13 minutos del primer tiempo el campeón de la Copa de Francia abrió el marcador, de la mano de Adrien Hunou. El francés aprovechó un gran centro de Benjamin Bourigeaud y quedó cara a cara con el portero Areola, que nada pudo hacer.

Aún con el marcador en su contra, el PSG tomó las riendas del partido y azotó el arco rival durante los siguientes minutos. Sin embargo, no fue hasta el segundo tiempo que el equipo pudo gritar el gol del empate. A los 57 minutos, Kylian Mbappé igualó el encuentro gracias a una espectacular asistencia de Pablo Sarabia, quien le dejó completamente solo frente al arco contrario.

Finalmente, a los 72 minutos llegaría el gol que el equipo parisino tanto estaba esperando. Ángel Di María (quien había ingresado desde el banquillo minutos atrás) ejecutó con su peligrosa pierna izquierda un tiro libre perfecto y vacunó la red para convertirse en la gran figura del encuentro.

El PSG sigue conquistando títulos. Fuente: @PSG_espanol

Con este resultado, el PSG continúa con su hegemonía en territorio galo. El conjunto dirigido por Thomas Tuchel ha ganado seis de las últimas siete ediciones de la Ligue 1 y cinco de seis la Copa de Francia y la Copa de la Liga. Sin embargo, a nivel internacional sigue sin hacer los deberes.

LEA TAMBIÉN:  La nueva lesión de Neymar lo alejará de las canchas por cuatro semanas