Colombia, Queiroz, Falcao, James, Cuadrado, Cardona
Colombia frente a Panamá. - AFP

La Selección Colombia de Queiroz dejó buenas sensaciones en su encuentro en Bogotá frente a Panamá y Cardona jugó un partidazo.

Colombia tuvo un entrenamiento que se disfrazó de partido. Panamá tuvo las mejores intenciones, pero apenas vio que le caía la goleada, optó por cerrar espacios y servir como obstáculo defensivo para que La Tricolor practicara instrucciones ofensivas. Edwin Cardona se dio un paseo por el medio campo, ese que Queiroz usa tan eficazmente como un puente entre bandas, verdaderas protagonistas de sus equipos. Colombia pudo probar nuevas caras e ideas, como William Tesillo como alternativa en el lateral izquierdo y Juan Cuadrado de interior.

El partido empezó con una Panamá atrevida que intentó la presión alta. Colombia entró en el partido apenas Cardona recibió su primer balón de cara al gol. Junto a Cuadrado hicieron de interiores, pero siempre con la instrucción de abrir las bandas para que estas sean el camino ideal hacia el área rival. El primer gol llegó en el minuto 6, cuando Cardona aprovechó un tiro libre y colgó el balón para Tesillo, que remató de cabeza abajo al primer palo.

Colombia, Queiroz, Falcao, James, Cuadrado, Cardona
Cardona pelea un balón frente a Panamá. – EFE

Tras el 1-0, el encuentro entró en un limbo. Si bien Colombia ganaba, todavía no mostraba su verdadera intención ofensiva y mientras captó la idea que pedía Queiroz, sus jugadores levantaron demasiados centros innecesarios. Panamá insistió y, sobre el minuto 38, dejó un hueco para que Cuadrado cabalgara la mitad de la cancha y armara una jugada con Roger Martínez. El jugador de la Juventus encontró a Luis Muriel, que disparó fuerte al palo izquierdo y anotó el 2-0. Siete minutos después, un saque de banda de Arias llegó a Falcao, que aguantó y se ganó el penal. El mismo Tigre remató desde los once metros al palo derecho. El primer tiempo acabó poco después.

LEA TAMBIÉN:  Santiago Arias tiene un nuevo dilema

Con el segundo tiempo llegaron los cambios. Duván Zapata, Luis Díaz y Jefferson Lerma dieron aire al equipo. Panamá se resguardó y permitió ver el repertorio ofensivo colombiano. Cardona lideró las ideas, con cambios de banda muy buenos. Stefan Medina, James Rodríguez y Álvaro Montero, que entraron después, mostraron estar a punto para la Copa América. El jugador del Bayern jugó de extremo y casi anota un gol. Zapata fue el único que nunca se encontró en el campo. El partido no se movió más, pero si permitió a Colombia practicar estrategias de llegada al gol.

El próximos domingo, Colombia enfrentará a Perú en Lima y luego viajará a Brasil para la Copa América. De este amistoso quedan buenas sensaciones para la tricolor, pero es necesario que Queiroz siga practicando la finalización para que no se desperdicien tantas jugadas. También queda pendiente ver cómo responde la Selección defensivamente ante un rival de mayor nivel como Perú. Fue una buena noche en El Campín de Bogotá.